Nueva Orleans cambia al caer la noche....
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Cuentacuentos a las ocho en punto [Katherine, Gabriel]
Vie Oct 03, 2014 6:13 am por Gabriel Korben

» Rose Williams [En construccion por dudas]
Vie Nov 11, 2011 6:40 pm por Rose Williams

» Registro de Avatar
Vie Nov 11, 2011 6:35 pm por Rose Williams

» The show must go on {Gilly Gloom}
Dom Sep 04, 2011 5:51 pm por thomas vitriol

» Holas
Dom Jul 03, 2011 9:11 pm por Adrianne

» Registro de Raza
Mar Mayo 10, 2011 10:47 pm por Xhexgold

» Registro de Grupo
Dom Abr 24, 2011 5:25 pm por Voodoo Queen

» El lobo y la cervatilla
Lun Ene 10, 2011 8:00 pm por Aileen Bulhonteön

» Las personas de mi vida
Lun Dic 20, 2010 2:35 pm por Tara Castel

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic  Image and video hosting by TinyPic

Comparte | 
 

 Lucien Wells

Ir abajo 
AutorMensaje
Lucien Wells
Elementalista
Elementalista
avatar

Mensajes : 18
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 06/09/2010

MensajeTema: Lucien Wells   Lun Sep 06, 2010 1:45 pm



Nombre y apellidos: Lucien Wells
Apodo: ¿Apodo? ¿Yo?...Si quieres me invento uno ahora mismo, pero…

Raza: Brujo
Tipo: Elementalista (siendo mi mejor elemento el fuego; los demás apenas los controlo)

Edad: 38

Grupo: Hermandad Blanca
Profesión: Pintor (con un éxito tan mínimo que no me da ni para las pinturas, así que llevo como puedo una tiendecita turística heredada de mi madre)


Descripción Física: Si la policía tuviera que hacer una descripción sobre el mí, diría algo parecido a: varón afroamericano, tono de piel oscuro, ojos castaños, pelo corto, alto, de metro ochenta, manos grandes y constitución atlética.

No obstante, si quisiera describir lo que veo cuando me levanto por las mañanas y veo mi cara en el espejo, sería algo así como un tío que hace mucho que necesita unas vacaciones. No únicamente porque tenga cada vez más arrugas, si no porque hace tiempo que perdí el interés en afeitarme cada día rigurosamente, por no hablar que de vez en cuando unas maravillosas ojeras que llegan hasta el suelo cubren mi careto…
Además, he comprobado que la teoría de “las canas hacen a un hombre más atractivo al sexo femenino”, no es cierta. Yo diría que las canas simplemente le hacen a uno más viejo. Y punto.

Descripción Psicológica: Claro, ya puestos, ¿por qué no psicoanalizarme, eh? ¿Por qué no ponernos a hablar de mis historias, de mis traumas infantiles, de mis dramas, de mis obsesiones y patologías? Pues os jodéis, soy un tío muy sano de mente.
¿Qué? ¿Esperabas que tuviera alguna paranoia persecutoria? ¿Qué le tuviera fobia a los muebles? Oh, no, no espera, ahora querías leer que soy un individuo muy sensible, como todos los de la hermandad, que abogo por la paz y la misericordia y que voy saltando por la pradera con una túnica blanca hippie llamando al amor y la armonía.
Pues te jodes otra vez.

Ni me va el tema de la paz mundial, ni el de la armonía, ni todas las estupideces que los cortitos como tu asocian a la Hermandad. Oh, sí, queremos un mundo mejor, pero no a base de lanzar florecitas, ¿A qué no? Pues eso. Así que no esperes encontrar un alma sensible bajo un cascaron duro. Bajo un cascaron duro hay…más cascaron. Y punto.

Oh, sí, algunos dicen que nací con mala leche. Pues mira, quizás es que me ponen de los nervios las idioteces; es decir, yo me levanto de buen humor por la mañana, pero patasclas, tengo que aceptar la idea de que el mundo donde vivo ya no es que este mal, es que es una maldita mierda en la que mis aliados no hacen nada de nada y mis enemigos se ríen de mi en mi jodida cara. Como para no cabrearse.

¿Qué soy un poco radical? ¿Y tú no lo serías, desgraciado, si hubieras vivido lo que yo? Pues eso, calladito, más mono.

Lo único que debes tenerme en cuenta es que soy una persona dispuesta a arriesgarlo todo, pues no tengo nada salvo yo mismo. Además, verás muy pronto que me tomo la mayoría de cosas poco en serio, tanto si me estás hablando de filosofía china, como si me hablas de tu perro, me importa todo lo mismo: nada.
Por ende, todo lo que yo te diga…Bueno, puedes considerar que es importante o no, pero yo nunca voy a decírtelo como tal.

Gustos y preferencias: Me gusta que no me hagan preguntas. Que no me toquen la moral. Que no se metan en medio. Que me hagan caso, que por algo he recibido más palos. Me gusta pintar cuando estoy cabreado. Me gusta que la Secta reciba una patada allí donde más duele…Sí, justo ahí. Malpiensa.
Me gusta la placentera sensación de la venganza. No me vengas con ostias pacifistas, todos sabemos que la frase de “ojo por cabeza, diente por intestinos”, funciona allende los mares.

Miedos, manías y fobias: ¿Miedo? No quiero sonar como un gilipollas adolescente con demasiada testosterona, pero lo cierto es que miedo, lo que se dice miedo pues…Ya, a nada. Bueno, claro, si abro la puerta de mi casa y veo a un tío con mascarilla y una sierra mecánica, a lo mejor que acojono, pero…Para temer realmente uno tiene que tener algo que perder. Y eso.

No le tengo fobia a nada, no soy un psiquiátrico. Pero la palabra Manía la sustituiría por odio y a aplicaría a la Secta. Y ahí se concentrarían el resto de mis males.

Habilidades de Combate: Bueno, no he hecho ningún jiu-jitsu ni puñetas, pero tu cabréame y tendrás tu nariz partida en varios trocitos. Desde hace una larga temporada le tengo afición al deporte, por lo que hago las típicas flexiones y demás para poder tener la capacidad de romper la cara al que considere.
Armas: ¿Armas? Antes pensaba que era mejor no tener ninguna, pero mi opinión ha cambiado con el tiempo y ahora llevo siempre encima una navaja de tamaño considerable.
Manejo del Don: Como he dicho, el fuego es lo mío. Desde muy joven manifesté mi preferencia a ese elemento y he estado entrenando desde entonces. Eso significa que mi dominio sobre la llama es muy bueno, pero con el resto de elementos…bueno, casi ni los toco. Más o menos hago alguna cosita, pero mejor ni intentarlo.


[/center]
Historia: Seguro que quedaría tremendamente peliculero decir que tuve una vida llena de desgracias que fueron marcando mi carácter hasta transformarme en lo que soy ahora. Sería muy teatral decir que he tenido que aguantarlo todo, que de pequeño mi padre me pegaba, mi madre no me hacía caso, mi perro se murió atropellado, mi gato se lo comió un indigente, mi novia me engañaba con mi mejor amigo de toda la vida, que mi mujer se quedo embarazada de otro y que mis hijos me odiaban.
Pues no, mira. Lo siento si soy poco dramático.

Lo cierto es que mi vida fue de lo más tranquila y dicharachera hasta hace unos años, tampoco muchos.
Tuve una infancia normal, bastante feliz, aunque como todo el mundo tuve mis más y mis menos. Que si la adolescencia, que si la novia me deja, que si no tengo dinero para comprarme una moto decente, etc, etc. Tonterías por las que te preocupas cuando no tienes nada por lo que preocuparte.
Mis padres y yo siempre tuvimos una buena relación, bastante abierta, aunque por supuesto, hay cosas que nunca se dicen a los progenitores.
No obstante, había un secreto que sí compartíamos: nuestra pertenencia a la Hermandad. Algunos pueden decir que mis padres me adoctrinaron y que quizás yo no hubiera elegido ese camino, pero diré que no es verdad. Siempre tuve la opción de alejarme de todo aquello; si no lo hice fue porque realmente creía, y aun creo, en el mensaje de la hermandad.

El tema de los poderes es algo más complicado, pues de vez en cuando se sucedía algún que otro desastre: que si las cortinas echadas a perder, que si el sofá chamuscado, que si el perro sin pelo…Pero tengo la suficiente determinación como para machacarme a entrenar cuando algo me interesa, así que fui mejorando con el tiempo.
En resumen, que yo estaba bien.

Estuve mejor años después, cuando tras terminar mi carrera en Bellas artes conocí a la que sería mi esposa, otra integrante de la hermandad, una médium. No aburriré describiendo aquí las idioteces que hace uno por amor, por lo que resumiré diciendo que comimos perdices y bla, bla, bla. En eso yo debería tener unos 27, más o menos.
Tuvimos un hijo y ya podíamos completar la foto.

Pero claro, alguna cosa tenía que pasarme, ¿no? No podía quedarme yo en mi mundo tranquilo, no, tenía que venir uno y joderme el día.

Los de la Secta tienen la deliciosa tradición de ir haciendo sacrificios de vez en cuando: Los lunes, matan pollos vírgenes. Los martes, se bañan con su sangre. Los miércoles, secuestran jovencitas vírgenes. Los jueves les cortan las gargantas y bailan alrededor de sus cadáveres. El viernes, hay partida de mus. El sábado secuestran niños y el domingo descansan.
Bien, pues…

La verdad es que yo siempre me declaré enemigo abierto de la Secta. Que quieres que te diga, eso de cortar de oreja a oreja una chica para que me salpique su sangre es algo que no termina de gustarme. Manías que tengo.
Siendo así, que un día elimine, casi sin buscarlo, a un tipejo importante en la secta. O al menos le hice mucho daño, allí se pudra.
Y claro, la venganza tenía que servirse fría, helada.
Secuestraron a mi hijo, lo mataron en un sacrificio de los suyos y después dejaron que su cadáver se descompusiera un poco antes de enviarme su cabeza. ¡Su maldita cabeza! ¿¡Tienes la jodida idea de que es abrir un puto paquete certificado y ver una maldita cabeza!? ¿¡Y reconocerla?!
No, qué coño vas a saber… Los de la Secta, tan encantadores como siempre, hicieron que el resto del cuerpo desapareciera. Muy majos.
Ni decir cabe que si a mí me dio un ataque de histeria, mi mujer por poco se corta las venas allí mismo.

Como no podía ser de otra manera, la relación entre ella y yo empeoró día a día. No la culpo por decir que yo era responsable de la situación, pues en algunos momentos yo también pensaba tal cosa; es más, aun lo pienso. Nunca tuve cuidado, evite mostrarme, vigile seriamente o impuse medidas de seguridad suficientes, y además yo…Que leches, esto no tiene nada que ver con lo que iba diciendo.
Cada día discutíamos y las cosas fueron a peor. Después de aquello ambos habíamos entrado en una especie de estado depresivo, pero cada uno a su manera: Yo sintiéndome sin fuerzas para nada, apagado, sin vida; ella llena de rabia, con ansiedad, sintiéndose mal hiciera lo que hiciera. Por ello, mi esposa deseaba buscar una venganza merecida, pero yo no se lo permitía. Si dijera que era solo por el peligro que ello comportaba, mentiría. Le decía que no debíamos hacerlo porque…
…No sé muy bien porqué. Quizás, si le hubiese hecho caso, las cosas hubieran sido de otra manera… Y me estoy desviando.

Al final, un día ella dijo que iba a buscar a los asesinos de nuestro hijo. Yo no la creí, de hecho, si mal no recuerdo incluso me burlé de ella. Habíamos pasado una semana horrible y no sé en qué estaba yo pensando…Da igual.
Efectivamente, ella cumplió, los fue a buscar. Y los encontró. No le sirvió de nada.
Se repitió la misma operación que con mi hijo, pero esta vez, ni se dignaron a darme una parte de su cuerpo. Simplemente, hicieron fotos de todo cuanto le hicieron, y me las mandaron.
Muy considerado por su parte.

Así pues, si ahora alguien se plantea porqué busco venganza…Bueno, no hace falta ser muy listo, ¿no?

Familiares:
Edgard Wells (padre)-Fallecido
Samantha Underwood (madre)- Fallecida
Willhemina Brown (esposa)-Asesinada
Rick Wells (hijo)-Asesinado


Otros: Suelo llevar gafas. Resaca. Y soy bastante pobre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mordab Al-Mawt
Auditore
Auditore
avatar

Mensajes : 95
Puntos : 159
Fecha de inscripción : 22/08/2010

MensajeTema: Re: Lucien Wells   Lun Sep 06, 2010 1:48 pm

bienvenido. cierro.




La vida es combatir
sin motivo de temor,
sin querer mirar en pos,
hasta el triunfo conseguir.

Terco y rudo esgrimiré
como lanza mi razón,
como escudo condición
¡como roca surgiré...!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Lucien Wells
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cambio de Look [Axel - Lucien]
» Trabajo sucio [Lucien]
» De compras... y un malentendido [ Lucien + Lilith ]
» Nochebuena con Aitana
» Limpieza anti-roña , jabón vs roña (Nefertine + Lucien)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Lune Noire :: El Personaje :: Expediente-
Cambiar a: