Nueva Orleans cambia al caer la noche....
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Cuentacuentos a las ocho en punto [Katherine, Gabriel]
Vie Oct 03, 2014 6:13 am por Gabriel Korben

» Rose Williams [En construccion por dudas]
Vie Nov 11, 2011 6:40 pm por Rose Williams

» Registro de Avatar
Vie Nov 11, 2011 6:35 pm por Rose Williams

» The show must go on {Gilly Gloom}
Dom Sep 04, 2011 5:51 pm por thomas vitriol

» Holas
Dom Jul 03, 2011 9:11 pm por Adrianne

» Registro de Raza
Mar Mayo 10, 2011 10:47 pm por Xhexgold

» Registro de Grupo
Dom Abr 24, 2011 5:25 pm por Voodoo Queen

» El lobo y la cervatilla
Lun Ene 10, 2011 8:00 pm por Aileen Bulhonteön

» Las personas de mi vida
Lun Dic 20, 2010 2:35 pm por Tara Castel

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic  Image and video hosting by TinyPic

Comparte | 
 

 Lionel Arlati

Ir abajo 
AutorMensaje
Lionell Arlati
Humano
Humano
avatar

Mensajes : 20
Puntos : 35
Fecha de inscripción : 15/09/2010

MensajeTema: Lionel Arlati   Jue Sep 16, 2010 8:19 pm


Nombre y apellidos: Lionell Arlati
Apodo: Arlati [ No uses su nombre ]

Raza: Humano
Tipo: Empezó siendo cazador por venganza y luego pasó a serlo por dinero y tambien por fe[ se explica mejor en la Historia ]

Edad: 34

Grupo: Cazador
Profesión: Cazar


Descripción Física: Es joven de espíritu pero algo entrado en años de cuerpo. A sus 34 años Arlati se conserva muy bien debido al ejercicio físico diario que hace y a la dieta saludable que lleva. Su constitución en general es mediana, no es muy corpulento, cosa que le restaría agilidad, ni es muy delgado, cosa que le impediría pelear con bestias grandes. Su cuerpo está lleno de cicatrices y muchas de ellas sin sanar del todo, en especial la que tiene en el vientre, una marca de un desgarro provocado por un Licántropo, la primera, la que no sana. En el resto del cuerpo tiene diversas cicatrices mal curadas, se las cura él mismo como puede, para algo estudió medicina [ Vease la historia ]. En la cara de Arlati puede leerse el paso de los años, que ha causado mella en él. No es una persona a la que te acercarías de primeras, pero no le importa. Su pelo es negro y le gusta llevarlo largo, pero de tal manera que no le moleste a la hora de atacar. En cuanto a vestimenta, Arlati no tiene un estilo marcado ni lo busca. Es normal verle con pantalones largos raídos y camisetas de manga larga algo estropeadas, sabe que sus cicatrices llaman la atención y no es algo que busque acrecentar, ya que de por si, es bastante llamativo. Con calzado cómodo, que pueda propiciar una adecuada retirada en caso de ser necesario. En su muñeca derecha lleva un reloj que no marca exacta pero tampoco le importa, para él el tiempo es relativo y en la muñeca izquierda lleva un brazalete de plata, en el que guarda siempre, cuatro o cinco balas de plata, enfundadas en cuero para no levantar sospechas.

Descripción Psicológica: Arlati es un tipo extraño, incluso para sus conocidos. Su caracter se ha vuelto más agrio con el paso de los años, por lo que es normal que si se encuentra con un viejo conocido, no le reconozca en su forma de ser. Podría decirse que el caracter de Arlati consta de tres etapas, antes de ser atacado, hasta que consumó su venganza y lo que es hasta hoy en día. Antes de ser atacado era un chico normal y corriente, alegre, respetuoso con los demás, y un largo ecétera, pero cuando sufrió el ataque su caracter cambió radicalmente, convirtiéndose en básicamente alguien por y para la venganza. Tomando las decisiones que no debía, cometió muchos errores debido a ese frenesí que le proporcionaba matar bestias, su ira era su estandarte de batalla y su rabia su arma. No dejaba títere con cabeza. La mayoría de las cicatrices las obtuvo durante este periodo, ya que no pensaba, solo actuaba. Hasta que consumó la venganza, una vez consumó la venganza su caracter se enfrió, ya no sentía esa ira esa rabia, esa necesidad de aplastar a la bestia incluso una vez muerta. La rabia y la ira pasaron a ser un odio visceral hacia los seres sobrenaturales, solo hacia aquellos que se convierten en licántropos y derivados [ Amures, khan, bagheera etc..], es decir hacia los cambiantes en general. Los odia, los rechaza, no los considera dignos de pisar el suelo creado por dios y busca su extinción. Pero ahora es más metódico, más calculador, más frío, con menos sentimientos. No se ata a nadie en esta última etapa de su caracter. Si bien es cierto que hizo mucha amistad con diversos cazadores a lo largo de los años, ahora ya no. Ha sufrido la pérdida de muchos amigos y es un dolor que no está dispuesto a sufrir de nuevo. Con los extraños no es amable, no es cordial, le dan igual. Arlati no habla con nadie y si lo hace será para salir del paso. La única manera de que Arlati preste atención a alguna persona, es que llame notablemente su atención, que le cause curiosidad. Con las mujeres es muy torpe, una torpeza que ha ido adquiriendo con el paso de los años, ya que en su juventud era lo que podría considerarse un [i]truhán[/], de relaciones físicas casi inexistentes a lo largo de este último periodo de vida, no sabe como tratarlas, no sabe como conquistarlas y lo que es más importante, tampoco le importa.

Gustos y preferencias: Prefiere el frío al calor. El calor provoca que le duelan las cicatrices y el frío las sana. No le gusta perder el tiempo en tonterías y mucho menos en personas que no merecen la pena. Un buen libro siempre será mejor amigo que cualquier imbecil. Le gusta la buena comida, pero siempre dentro de lo saludable, no puede permitirse el más mínimo desorden en su cuerpo, ya que eso podría ser un factor determinante a la hora de enfrentarse a una bestia.

Miedos, manías y fobias: Tiene miedo a los cambiantes, pero ha conseguido convertirlo en odio, y su fobia es el agua caliente, le despierta demasiadas heridas internas.

Habilidades de Combate: Es su preferido, el combate de cuerpo a cuerpo. A una persona normal podría noquearla en un abrir y cerrar de ojos. Combate callejero y artes marciales, las domina, bastante, pero es consciente que hay mucha gente mejor que él en estos aspectos, podría perfeccionarlo mucho.
Armas: Prefiere el cuerpo a cuerpo, matar a la bestia con sus propias manos. Aunque sabe que eso no es muy posible, por lo que siempre lleva una pistola cargada con balas de plata. Conoce el manjeo de armas de fuego, en su totalidad, podría decirse que maneja más o menos bien todas, siempre con algun margen de error, eso si. En cuanto a armas blancas, Arlati era especialista en lucha medieval, dato a tener en cuenta ya que si puede peleará con una espada
Manejo del Don: ~



Historia: Nacido en un pequeño pueblo dejado de la mano de Dios en Estonia, creció rodeado de leyendas de seres sobrenaturales y siendo un tanto supersticioso en cuanto a esos temas. Arlati tuvo el cariño de sus padres y de una familia unida. Su infancia no tiene nada de especial, solo un niño muy deportista, metido de pleno en el mundo de las artes marciales y por las aficiones de su padre, a la caza de animales. Desde pequeño, Arlati, desarrolló un miedo a los lobos, osos, y demás mamíferos. Cuando cumplió los años reglamentarios en europa, los 18, se fue a la capital a estudiar medicina, carrera que nunca llegó a terminar, porque una nochebuena, mientras volvía a su casa, en aquel pueblo dejado de la mano de Dios, Arlati, se encontró que toda su familia había sido asesinadam había sido una masacre, no solo sus padres, sino también sus abuelos, tíos, sobrinos, hermanos y primos. Se había quedado solo en una fracción de segundo.. y notaba dos ojos clavados en él. Se dio la vuelta y un licántropo se abalanzó sobre su persona, luchó se defendió y quedó herido de muerte, una herida en su vientre. Arlati habría muerto de no ser porque un cazador que llevaba varios días siguiendo la pista de aquel licántropo, apareció y consiguió ahuyentar a aquella bestia. Sanó a Arlati y le explicó lo que había pasado. El mundo no era como se lo habían pintado, todo era verdad, aquellas leyendas que su abuelo le contaba de pequeño eran verdad, esos cuentos para no dormir, todos eran ciertos. Vampiros, licántropos, brujos, magos, nigromantes, todo era verdad. Arlati se asustó, pero en su interior estaba creciendo la venganza. Aceptó aquella realidad y no volvió jamás por sus orígenes, no pisó de nuevo la universidad, dejando constancia que se retiraba después de la muerte de su famila. Aquel cazador, fue su tutor, le enseñó a pelear, le enseñó a dominar. Arlati solo estaba interesado en matar licántropos y demás cambiantes, por lo que solo se especializó en aquel tipo de lucha. Eso proporcionó que fuera un experto a la hora de matarlos, tal vez con otro tipo de seres no pueda ni sea capaz, pero con los licántropos es un especialista. La caza comenzó y con su tutor al lado recorrió los cinco continentes en busca de aquel hijo del demonio.
Conoció muchos cazadores y agrupaciones de cazadores de todo tipo de razas, entablando amistad con bastantes de ellos, poco a poco iba haciéndose un nombre entre los cazadores. Finalmente dió caza al licántropo que había acabado con su vida normal, a la bestia que le había condenado a vivir vagando de un lado para otro, pero la lucha fue encarnizada y no carente de víctimas, el licántropo se había unido a una manada, a un grupo y fue una lucha sin igual. Su maestro murió en aquella lucha, sobre el frío hielo de Siberia, en aquel momento su vida volvió a cambiar. Rechazó todo tipo de lazo sentimental, rechazó todo tipo de ataduras, no quería, no podía permitirse el lujo de perder a otro ser querido, de que doliera tanto como la mismisima herida que aún cicatrizaba en su vientre. Estaba harto de sufrir pérdidas y por ello se aisló. Ya no tenía sed de venganza, pero si hambre de matar, de consumar su odio, de terminar con todo ser, porque eso era lo que estaba establecido, además el dinero era un incentivo bastante prominente.
Vagó por todo el mundo destruyendo bestias y ganándose un nombre entre ellas, un temor, un reconocimiento. Hace encargos y así tambien consigue ir aplacando su odio, ya no respeta edades, ni sexos, solo mata bestias que no deberían haber nacido. Durante un encargo por los Estados Unidos, escuchó acerca de las extrañas muertes en Nueva Orleans y no puedo evitar que la curiosidad le llenara, por lo que investigó y sí, descubrió un gran asentamiento de Cambiantes, de muchos tipos, de muchas razas y eso le gustó demasiado, así que no pudo evitarlo y se marchó allí, a cazar. Arlati sabe que meterse en un lugar con tantas bestias puede ser su némesis, pero hace ya muchos años quedejó de preocuparse por vivir, ya no tiene nada más, no quiere nada más en su vida, solo matar, que vuelvan al inframundo de nunca debieron haber salido. Por eso sabe que es buen cazador, tal vez de los mejores, porque no tiene nada que perder y en cada combate puede luchar hasta morir.

Familiares: Murieron todos.

Otros: ~

OFF Si debo hacer una prueba de roleo para que Arlati pueda ser un cazador famoso y conocido, la haré sin ningun problema Wink Muchas gracias de antemano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dunne Shankar
Amur
Amur
avatar

Mensajes : 120
Puntos : 204
Fecha de inscripción : 14/07/2010

MensajeTema: Re: Lionel Arlati   Jue Sep 16, 2010 8:26 pm

bienvenido, cierro.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Lionel Arlati
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Messi, lesion Grave, 6 meses afuera

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Lune Noire :: El Personaje :: Expediente-
Cambiar a: