Nueva Orleans cambia al caer la noche....
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Cuentacuentos a las ocho en punto [Katherine, Gabriel]
Vie Oct 03, 2014 6:13 am por Gabriel Korben

» Rose Williams [En construccion por dudas]
Vie Nov 11, 2011 6:40 pm por Rose Williams

» Registro de Avatar
Vie Nov 11, 2011 6:35 pm por Rose Williams

» The show must go on {Gilly Gloom}
Dom Sep 04, 2011 5:51 pm por thomas vitriol

» Holas
Dom Jul 03, 2011 9:11 pm por Adrianne

» Registro de Raza
Mar Mayo 10, 2011 10:47 pm por Xhexgold

» Registro de Grupo
Dom Abr 24, 2011 5:25 pm por Voodoo Queen

» El lobo y la cervatilla
Lun Ene 10, 2011 8:00 pm por Aileen Bulhonteön

» Las personas de mi vida
Lun Dic 20, 2010 2:35 pm por Tara Castel

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic  Image and video hosting by TinyPic

Comparte | 
 

 Sergey Mijaíl Kuznetsov

Ir abajo 
AutorMensaje
Sergey M. Kuznetsov
Licántropo
Licántropo
avatar

Mensajes : 25
Puntos : 43
Fecha de inscripción : 19/09/2010

MensajeTema: Sergey Mijaíl Kuznetsov   Lun Sep 20, 2010 12:46 am


Nombre y apellidos: Sergey Mijaíl Kuznetsov
Apodo: Jail

Raza: Cambiaforma
Tipo: Licántropo [Ronin]

Edad: Aparenta: aprox. 25 Reales: 42

Grupo: Secta Roja
Profesión: Básicamente esclavo de Ashura


Descripción Física:
Su altura podría considerarse dentro de la media, no destaca ni por lo alto ni por lo bajo. Su cuerpo de color más bien blanquecino y para nada musculoso llama la atención entre la norma casi general de los lobos algo más musculosos que un humano normal; a pesar de todo no pruebes a pelearte con él, su cuerpo desgarbado esconde una fibrosidad desarrollada por las múltiples peleas de la calle, desarrollando su agilidad sabedor de su falta de fuerza y su agresividad aumentada por el deje de locura es algo a tener en cuenta.
Su rostro es de fracciones duras y angulosas que le quitan el aire de niño que jamás llego a tener, sus ojos como agujeros negros sin emociones le dan una expresión totalmente fría e inexpresiva. El cabello corto y negro azabache casi siempre despeinado que le otorga un aspecto algo dejado acrecentado por el estilo de ropa negra y llamativa que suele utilizar.
Algún que otro tatuaje adorna su cuerpo, hechos tras años de mala vida en las agrupaciones y en especial en el periodo de esclavo, representan las paranoias que carcomen su cerebro día a día, aquellas que se las tatúa para intentar recordar que no son reales que luego olvidándolo por completo las considera parte de su mundo.
Spoiler:
 
Spoiler:
 

Descripción Psicológica:
Síndrome de Estocolmo, parafilia, esquizofrenia o para ser más exactos alucinaciones auditivas; deduzco que si tan solo te interesan los personajes de poco fondo has dejado de leer pero aún así yo seguiré a lo mío.
Simple y complejo a la vez, a simple vista tan solo un lobo más de los múltiples que corretean entre los callejones de Nueva Orleans pero bajo esa falsa carcasa se esconde un laberinto de mil caminos en el cual más de la mitad vuelven al mismo sitio y el resto te llevan a un punto perdido en el interior.
Nadie ha llegado nunca a comprender a Sergey y si pretendías intentarlo llegas tarde, posiblemente el mejor momento fue hace años, quizá cuando nació, cuando tan solo era presente en ál una extraña cualidad, sonidos que no existían, sonidos que jamás se reprodujeron por el aire que respiraban los demás llegaban hasta sus oídos, no solían ser cosas determinadas, y tampoco se han ido transformando con el paso del tiempo, tan solo voces… Voces que ni siquiera ellas mismas encuentran un sentido a todo lo que murmullan en el oído de Sergey, el joven no ha aprendido a ignorarlas, las quiere, las adora, para él son las únicas que han estado siempre a su lado, quizá… su única compañía.
La familia nunca ha sido un hecho de importancia para el lobo, puede que en el fondo de sí mismo si que considerase a la manada o a sus supuestos padres como su entorno pero en realidad jamás lo fueron, sino, ¿Por qué iban a traicionarle así? No recuerda, no quiere recordar a todos aquellos que en su día formaron parte de su mundo, ya no lo son ni lo serán, como si nunca lo hubieran sido.
Fue años más tarde cuando el resto de enfermedades hizo presencia en su piel, en su mente, en lo más profundo de él, internándose con tanta fuerza y agarrándose a las entrañas de forma que ahora es imposible diferenciar al verdadero Sergey de él parafílico con síndrome de Estocolmo; no hay nada más en su vida, solo eso, eso es Sergey. Su mente no tiene otro pensamiento, incluso las voces se amoldan a ello, el nombre de su líder le tortura una y otra vez, le obliga a recordarlo a sentirlo en su interior y a volver a sentir todo lo pasado a su lado. Solo una ligera brisa se cuela de vez en cuando en el cerebro enmarañado y en el corazón negro revolviendo todo e intentando encontrar un hueco…Unos ojos oscuros rodeados de tez blanquecina, aquella mujer…

Gustos y preferencias:
-El silencio (para escuchar las voces de su cabeza)
-Sentir la presencia de su líder al lado
-El sexo, quizá demasiado
-La sangre, tanto su sabor como verla

Miedos, manías y fobias:
Miedos:
A su madre (notar como lo rechazaba cada vez que lo veía le provocaba incluso a veces ataques y desmayos)
Ashura (algo inevitable)
Fobias:
Es algo foto fóbico pero solo en casos de luz extrema.
Manías:
Utilizar la mano izquierda aunque es zurdo.

Habilidades de Combate: Simplemente lucha cuerpo a cuerpo forma animal.
Armas: Navaja de doble filo y empuñadura simple que lleva siempre escondida en la parte de atrás del pantalón.
Manejo del Don: -


[/center]
Historia:
Martes 13 de Diciembre
El frío castigaba a todo aquel desgraciado que se encontrase en la calle aquel diciembre en la ciudad de Nueva Orleans, por mucho que estuvieran acostumbrados eso no disminuía la sensación de dejar de sentir todo tu cuerpo, aunque fuera de día la visibilidad era más bien nula, múltiples nubes negras y estilizadas se extendían por el cielo impidiendo cualquier paso de la luz hacia las calles empedradas cubiertas en la mayoría de sus partes por un hielo propenso a crear accidentes.
Un llanto agudo desgarró el aire seguido de jadeos de alivio, en una nave oscura resguardada del frío todo lo posible una mujer agazapada en un colchón en el suelo sudaba como si estuviera en pleno verano, la rodeaba un charco de sangre considerable que cubría también en su mayor parte a un bebé en brazos de un hombre alto y pelo ligeramente canoso que se hallaba en frente de la parturienta.
Aquel pequeño delgado que buscaba desesperado el calor en brazos de su padre fue llamado Sergey Mijaíl Kuznetsov, nombres de nacionalidad polaca como sus padres; la madre lo miraba fijamente sin ningún atisbo de cariño ni necesidad por tenerlo en sus brazos, no era un hijo deseado, ella no lo quería y menos para las razones que su marido lo deseaba. Krum Kuznetsov acunaba a su hijo susurrando a su oído.
“Sangre de mi sangre, tú me ayudarás a quitar del medio a todos los necesarios para llegar al poder…”
Pero el niño no le escuchaba a él, otras voces más amables se arremolinaban en su cabeza susurrándole como nanas incansables una y otra vez hasta conseguir que se durmiera.
Jueves 9 de Marzo

Sergey gritaba pidiendo que le escuchasen, rogaba que le hicieran caso, que le creyesen, buscaba con la mirada a los que habían sido desde pequeño sus compañeros de manada, a su líder por el cual moriría, pero solo encontraba ojos con odio, miradas de desagrado, de asco, gestos de rechazo y lo único que sentía era dolor cada vez más dolor.
“¡Yo no fui, yo jamás lo haría!”
Los gritos del joven lobo resonaban en ambiente, alguien había pasado información desde dentro de los Borks a agrupaciones ajenas incluso a los Dragones y el pequeño de los Kuznetsov había sido señalado como culpable, nadie dudaba de ello, ¿quién sino? Aquel solitario lobo al cual no le gustaba demasiado la compañía, el raro que hablaba solo y que decía escuchar voces que los demás no oían; era un blanco fácil de acusaciones.
Sergey buscó con desesperación la mirada de su padre, aquel que le había entrenado incluso a escondidas tantos años, que le había hecho aprender cosas innombrables y que siempre había estado con él; pero la mirada del adulto se mantenía fría en su dirección, impasible ante lo que ocurría, aún sabedor de que debería ser él el que estuviera en el lugar de su hijo, daba igual, solo Krum era importante para Krum.
El joven lobo fue acusado de traidor tanto de la manada como de los Borks y fue expulsado del territorio tachado de Ronin y despreciado.
Miércoles 17 de Septiembre
Un aire incómodo se alzaba cada vez más entre los callejones de la ciudad de Nueva Orleans como un símil hacia la población de criaturas que la habitaban, cada vez eran más, más abundantes y más peligrosas, el mando de la ciudad estaba por completo en sus manos.
Sergey Kuznetsov se alzaba en una sala oscura, las marcas de cicatrices recientes y aún sangrientas recorrían todo su cuerpo atravesando por la mitad más de alguno de los tatuajes que lo decoraban. La sangre chorreaba por las heridas con un goteo incesante otorgando un olor de oxido a la estancia cerrada, un dedo se deslizó por cuerpo totalmente desnudo arrastrando con el algo de sangre y llevándoselo después a la boca de su dueño, Ashura Ananasi sonrió de forma macabra recorriendo como otras tantas veces lo había hecho antes el cuerpo del lobo que se encontraba ante el temblando y con los ojos cerrados como si de esa forma la pesadilla se acabase.
Pero no fue así ni mucho menos, encontrado en las calles de Nueva Orleans prácticamente muerto había sido vendido entre las mafias de la ciudad como un mero esclavo y por lo visto aquella criatura que ahora se alzaba ante él lo había considerado interesante, tanto como incluso para introducirlo en la secta roja, quería tenerlo siempre a su disposición. Después de unas cuantas horas de tratos violentos y sexuales Sergey ya no sentía nada, casi ni siquiera oía las voces de siempre…bueno, ¡sí! Espera… pero lo que susurraban era diferente, diferente…de hecho, ya nada volvería a ser igual.
“Ashura… Ashura… Ashura…”
Domingo 3 de Octubre
El lobo se encontraba a la derecha de Ashura, su rostro totalmente serio, impasible, inalterable, no había nada que expresar, lo único que se encontraba en su interior estaba desgastado, podrido, y tan solo la presencia de su líder lo hacía más llevadero, una presencia necesaria hasta límites insospechados, necesitaba su olor, la visión de su persona, su cercanía, ocultarse tras su sombra, necesitaba a Ashura más que a él mismo.
La puerta chirriante se abrió dejando paso a una joven de cabellos morenos y aspecto mortificado, sus ojos de un color indefinido se clavaron en los de Sergey que dejo de respirar durante unos instantes, el ansía se apodero de su cuerpo, la necesidad de abalanzarse encima suyo como si solo hubiera eso en el mundo pero las voces y la presencia electrizante de Ashura lo mantenían donde estaba.
Apretó los puños aguantando las ganas de gritar, sentía que se iba a partir en dos, una parte de él tiraba hacia la llamada Deirdre con unas fuerzas de imposible conocimiento, su cuerpo lo pedía con necesidad; pero la otra parte adoraba a Ashura demasiado para abandonarle siquiera durante unos minutos, no podía quitarle su juguete, pero tampoco podía compartirlo ni al juguete ni al ananasi.


Familiares:
Krum Kuznetsov (padre) ~ Padre egoísta, no hay una palabra mejor para describirlo, Sergey solo le interesaba para hacer los trabajos sucios que él quería quitarse de encima y cuando lo acusaron de traidor ni siquiera se molesto en defenderlo ni intentar ponerse en contacto con él más adelante. Alto de aspecto desgarbado y con pelo canoso, rostro duro y inexpresivo de unos 40 años cuando Sergey nació; ahora en paradero desconocido.
Alexia Kuznetsov (madre) ~ Jamás quiso a su hijo ni pidió tenerlo, imploraba clemencia ante aquel hombre que le obligaba a embarazarse para crear un esclavo, ella no quería que su hijo viviera así, quizá por eso nunca quiso implicarse sentimentalmente, o quizá simplemente es que no quería en absoluto a Sergey ni nunca lo hubiera llegado a querer.
De estatura media y rostro blanquecino en contraste con los cabellos negros

Otros:
-

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashura Ananasi
Ananasi
Ananasi
avatar

Mensajes : 27
Puntos : 49
Fecha de inscripción : 10/08/2010

MensajeTema: Re: Sergey Mijaíl Kuznetsov   Lun Sep 20, 2010 12:53 am

Bienvenido.Cierro. *-*


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Sergey Mijaíl Kuznetsov
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Creo que he atrapado a un lindo y travieso gatito...[Priv. Novak Kuznetsov] [+18]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Lune Noire :: El Personaje :: Expediente-
Cambiar a: