Nueva Orleans cambia al caer la noche....
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Cuentacuentos a las ocho en punto [Katherine, Gabriel]
Vie Oct 03, 2014 6:13 am por Gabriel Korben

» Rose Williams [En construccion por dudas]
Vie Nov 11, 2011 6:40 pm por Rose Williams

» Registro de Avatar
Vie Nov 11, 2011 6:35 pm por Rose Williams

» The show must go on {Gilly Gloom}
Dom Sep 04, 2011 5:51 pm por thomas vitriol

» Holas
Dom Jul 03, 2011 9:11 pm por Adrianne

» Registro de Raza
Mar Mayo 10, 2011 10:47 pm por Xhexgold

» Registro de Grupo
Dom Abr 24, 2011 5:25 pm por Voodoo Queen

» El lobo y la cervatilla
Lun Ene 10, 2011 8:00 pm por Aileen Bulhonteön

» Las personas de mi vida
Lun Dic 20, 2010 2:35 pm por Tara Castel

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic  Image and video hosting by TinyPic

Comparte | 
 

 #Dafnée Néhémie Frêne~

Ir abajo 
AutorMensaje
Dafnée N. Frêne
Elementalista
Elementalista
avatar

Mensajes : 15
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 22/09/2010

MensajeTema: #Dafnée Néhémie Frêne~   Dom Sep 26, 2010 1:45 am




Nombre y apellidos:
- Dafnée Néhémie Frêne Lefevre.

Apodo:
- Née, Néhmy.

Raza:
- Bruja.

Tipo:
- Elementalista.

Edad:
- Veintidós amargos inviernos.

Grupo:
- Independientes.

Profesión:
- Modelo como tapadera. Prostituta.



Descripción Física:
– Mírame a la cara. ¿Qué verás? El rostro de una niña buena, frágil e inocente. Pero no te entusiasmes, no es más que una simple máscara, todo en mí es así. Un simple reflejo de lo que fui en un pasado demasiado lejano. Un reflejo de algo que no soy. Cómo si de polos opuestos se tratasen mi físico y mi personalidad, pero eso ya es otra historia.

No soy nada expresiva, por lo que he de advertirte que si lo que buscas en mi rostro es una auténtica sonrisa deberás darte por vencido. Todo intento será en vano. Las veinticuatro horas del día mis finos labios permanecen serios en todo momento y como mucho podrán curvarse rara vez para mostrar una media sonrisa irónica y sarcástica. Y escondidos bajo estos finos labios, unos dientes perfectamente blancos. Tan blancos que nadie se atrevería a afirmar que se tratan de los dientes de una fumadora.
Mis ojos grandes son de un tono almendrado casi tan iguales como los que tenía mi madre. Y digo casi por que los de ella eran muchísimo más hermosos, claros y dulces. Éstos contrastan a la perfección con el tono negro carbón de mi largo y liso pelo que se extiende hasta media espalda. Adornado por otro lado, con un flequillo recto que cubre mi frente y, en ocasiones, parte de mis ojos.

Una muñeca de porcelana, eso dicen que parezco. No hay más que ver mi blanco color de piel que parece mucho más claro en contraste con el tono tan oscuro de cabello que tengo.
Unas curvas bonitas y algo pronunciadas adornan parte de mi cuerpo. Bonitas y tentadoras. Sí, la envidia de cualquier modelo. Piernas largas y blancas que me otorgan un metro setenta de estatura. De piel suave. Terciopelo suelen decir.
Delgada, casi en extremo. Han llegado a decir de ella que padece un trastorno alimenticio. Pero eso tan sólo se mantiene hasta que la ven comer. Como bruja que es, su poder requiere un alto nivel de desgaste y energía, por lo que todo lo que come termina evaporándose finalmente.


Descripción Psicológica:
- ¿Rara? No, especial.

¿Quién es esa chica? ¿Por qué es así? ¿Por qué actúa como si todo le diera igual? ¿Qué? ¿Cómo?

Múltiples preguntas las que se hace la gente cada vez que me ven aparecer. Preguntas que se plantea la gente que ni siquiera me conoce, que no sabe nada de mi vida.
Soy un misterio, un completo enigma y quizás podría ahorrarme toda ésta explicación diciéndote que para entenderme tendrías que comprarte un puto manual. Pero no, me tomaré mi tiempo y me dedicaré a describirte mi forma de actuar ante el mundo.
Silenciosa y distante. Siempre he preferido observar desde lejos. Extraña, distinta. Una de esas personas que sin querer, llaman la atención y ¿Por qué? Porque no soy como tú quieres que sea, como el mundo impone que debo ser. No, soy como a mí me da la gana.

Sencilla y complicada a la vez. Pregúntame si creo en el amor y te diré que los hombres tan sólo son meros juguetes de diversión, pequeños títeres que con las palabras adecuadas puedes manejar a tu antojo. ¿Qué si me enamoro? No diré que no. Quizás. Puede. Quién sabe. Sin embargo, eso será algo que el desafortunado nunca llegará a saber. Y sí, digo desafortunado debido a que a ningún hombre en su sano juicio le convendría tener a su lado a una mujer como yo.
Soy libre y así lo seré toda mi vida.
He conocido a infinidad de hombres, tantos que he perdido la cuenta, y mucho más de los que han acabado conmigo en mi cama, en la parte trasera de un coche o en cualquier callejón oscuro. Con ellos lo único que existe es el sexo, jamás me enamoraré de uno. Vamos, ¿Quién será capaz de querer y amar a una asquerosa drogadicta que se tira a cualquiera para ganarse la vida? Sí, ese es mi escudo contra el amor.
Y os preguntaréis; ¿Cómo puede rechazar algo que nunca ha sentido? Pues te diré que si lo he sentido. Claro, uno de ellos logró en su día hacerme amar hasta que llegase a dolerme, consiguió hacerme sentir bien con cada tontería de amor que hacía. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, él tan sólo me utilizaba para su propio beneficio. Sexo a cambio de dinero.
Pero nunca con él, y sí con todos los demás.

Sin embargo, eso es sólo con los hombres. ¿Con el resto? En una palabra; Discreta. A pesar de todo no me gusta llamar la atención. No me pongas de mala leche y no intentaré degollarte. Simple, soy tranquila y pacífica, por lo que no me meto en malos rollos a no ser que a un imbécil le dé por meterme en alguno. Eso sí, no dudaré en atacarte en cuanto sea necesario y seré una dulce niña cuando se me presente la ocasión en que deba serlo. ¿Bipolar? Puede, tan sólo es instinto de supervivencia. Trato de amoldarme a la personalidad de cada interlocutor.
Pero no te confundas, nunca seré lo que tú quieras que sea.

Orgullosa y leal con los que han tenido la fortuna de ganarse una pizca de mi confianza. Cabe destacar que primeramente desconfío de todo el mundo, detalle que provoca que pocos sean los que lleguen a tener cierta confianza. Aún así, jamás te traicionaré si te tengo algo de aprecio. Calculadora, analizo minuciosamente todas las posibilidades antes de dar un paso, no desearía arrepentirme más tarde. Hago lo que creo correcto y beneficioso para mí. Primero yo y después el resto del mundo. Y si luego resulta que me he equivocado, ya tendré tiempo para analizar en qué he fallado. Lo importante es que lo que no te ayuda a ganar, te enseñará a perder.
Mamá solía decir una frase bastante acertada; La vida es dura, pero más dura debes de ser tú. Si tú no luchas, nadie vendrá a hacerlo por ti.
Por eso mismo, trato de controlar todas y cada una de mis emociones y sentimientos.

Realista. ¿Obsesionarme con sueños imposibles? No, el pasado no es recuperable y el futuro todavía no ha llegado. Entonces ¿Para qué descuidar el presente si es lo único que tenemos? Siempre trataré de aprovechar el presente, éste es el único que está en mis manos. El único que puedo amoldar a mi antojo y exprimirlo lo máximo posible.
¿Soy cruel? No, tan sólo digo todo lo que pasa por mi mente. No sin antes, analizar cada una de las palabras que utilizaré para decirlo, digamos que es un modo de asegurarme de que tu cerebro entenderá a la perfección lo que quiero expresar. Perfeccionista, me llaman.

Sensible, aunque esa es una parte de mí que trato de ocultar a toda costa. Sí, bajo ésta máscara de indiferencia hacia todo lo que me rodea se esconde una pequeña niña dulce e infantil.


"- Si yo fuese tú, tendría miedo.
- Y tú, ¿Tienes miedo..?
- No, pero si lo tuviese intentaría controlarlo."


Gustos y preferencias:
- Detesto el vino, es una bebida que me produce arcadas.
- Demasiada luz me resulta molesta.
- Adoro la música clásica. Mi madre solía ponérmela cuando mi padre no estaba en casa.
- El piano, mi mayor afición. Mi madre era profesora de música y tocaba el piano de una manera realmente hermosa.
- Prefiero el invierno al verano.
- Odio infinito hacia los vampiros, seres insensibles que ni sienten ni padecen. (Sentimiento que se intensificará cuando la muchacha se entere de que uno de ellos acabó con la vida de su madre.)


Miedos, manías y fobias:
- El tabaco, el sexo y todo tipo de drogas son mi perdición.
- Me muerdo el labio inferior cuando algo me gusta i/o excita.
- Mucho miedo al amor, al compromiso.
- Fobia al recuerdo de mi padre. Pánico quizás.
- Miedo a quedar indefensa ante el ataque de algún vampiro.


Habilidades de Combate:
- De pequeña era demasiado torpe, por lo que no soy demasiado buena respecto al combate cuerpo a cuerpo. Suelo utilizar mi poder a menudo y desde lejos, por lo que gano en habilidad. Además, siempre llevo conmigo mi navaja mariposa por si algún día llega a darse el caso en que tenga que utilizarla de cerca.

Armas:
- Una balisong, más conocida como navaja mariposa con un tono rosado en el mango. Además, tiene el dibujo de una mariposa en el codo de la hoja. Ésta siempre la llevo conmigo.
Otra, un poco más pequeña y de un tono azul. Ésta suelo llevarla escondida bajo la ropa. En el tobillo o en su defecto, dentro del bolsillo del abrigo.


Manejo del Don:
- Mi elemento de nacimiento es el agua. A los 15 años descubrí que no era igual a los niños de mi edad. Trabajé mi don con la ayuda de mi madre y a escondidas de mi padre pues éste no nos dejaba tratar de perfeccionarlo. Aún así, mamá insistía mucho en que debía practicar y con el tiempo logré manejar el agua sin causar demasiados desastres. Ahora, soy capaz de convertir pequeñas gotas de agua en afiladas flechas de hielo o rodear a mi enemigo por con una fina capa de agua para tratar de ahogarlo. Lo suficiente como para defenderme con éste elemento aunque no llego a ser ningún peligro para mis enemigos. Poca fuerza y poca destreza. Necesito algo más de tiempo y práctica para llegar a controlar a la perfección el poder. Por otro lado, poco conozco sobre el aire, mamá murió antes de que pudiese ayudarme con él. Trato de utilizarlo en algunas ocasiones pero muchas veces acaba en desastre. Como mucho, leves brisas que alejan a un enemigo un par de metros pero nada más. El fuego y la tierra son desconocidos para mí y por tanto, se encuentran fuera de mi alcance.



Historia:
- Mentiría si dijese me vida estuvo repleta de buenos momentos y de recuerdos felices. Todo hubiese sido más fácil si la vida se dedicase a presentarme ante mis ojos un camino de rosas, sin piedras de por medio y sin tantos altibajos en su recorrido. Pero no, nada fue así.

Nací en Francia como fruto del amor entre mis padres. O eso quiso hacerme creer mamá hasta que por fin cobré conciencia sobre todo lo que ocurría entre aquellas paredes que denominaba hogar.
Mamá era profesora de música, y tocaba el piano como una auténtica profesional. Siempre me decía que éramos especiales, diferentes a los demás, pero nunca me llegaba a explicar el por qué. Ella era preciosa, y todos decían que había heredado su hermosura. Sin embargo, siempre me llamaba la atención verla con golpes adornando todo su cuerpo. Pero yo era pequeña y ella utilizaba la excusa de que era demasiado torpe y se daba golpes con el piano. Mentiras. Toda mi infancia se basa en infinidad de mentiras.

A los ojos de los demás, poseía una vida digna de admirar. Con dos padres que me adoraban y con el suficiente dinero como para ser mimada y rodeada de todo tipo de lujos. Pero como ya he mencionado, no todo era así. Crecí y viví bajo la atenta mirada de un padre que cambiaba radicalmente cuando cruzaba el umbral de la puerta de casa. Y os preguntaréis; ¿Qué ocurría? Ocurría que cada vez que aquel monstruo aparecía, mamá comenzaba a temblar. Guardaba cualquier libro que pudiese estar leyendo o apagaba la música que en ocasiones ponía. Cada vez que llegaba había pasado horas y horas en la barra de cualquier suburbio bebiendo lo primero que le sirviesen. Hecho que lo volvía mucho más violento.

Gritos y golpes contra la pared. Al principio tan sólo era eso. Gritos y golpes acompañados por pequeñas marcas en el rostro de mamá al día siguiente. Aquel rostro que nunca soltó una lágrima delante de mí. Sin embargo, todo comenzó a aumentar con el paso de los años. Golpes y palizas delante de mí sin importar cualquier súplica. Papá había dejado de ser mi padre para convertirse en el ser que más odiaba. Además, a eso debíamos añadirle el detalle de que la familia se había arruinado, papá debía muchas deudas y tuvimos que abandonar París. Vinimos a Nueva Orleans, un lugar nuevo donde nadie nos conocía y como consecuencia nadie murmuraría sobre nuestras vidas.

Con tan sólo quince años recién cumplidos sufrí el primer abuso por parte de mi padre. “Qué bonita se está poniendo la niña” Decía mientras sus manos recorrían mi cuerpo. Y esa misma noche, pude descubrir por qué mamá decía de pequeña que no era una niña normal.
Acurrucada contra mis rodillas en una esquina de mi habitación completamente desnuda trataba de evadir de mi pensamiento todo aquello que había ocurrido. Las lágrimas brotaban de mis ojos y resbalaban por mis blancas mejillas. El odio y la rabia habían hecho su aparición.
Poco a poco pude sentir como aquellas pequeñas gotas de agua comenzaban a enfriarse demasiado, hasta el punto de quedar completamente heladas. Seguidamente, me percaté de cómo comenzaba a brotar agua de la pequeña pecera que tenía en la habitación, rebasándola y derramándose por el suelo. Aquello era demasiado extraño.

Tras aquella noche, mamá me contó que tenía el poder de manejar el agua a mi antojo, pero que debía practicar en exceso para conseguirlo. Me habló de las brujas y de cada poder que éstas podían tener. De los seres sobrenaturales y de todo lo que se escondía entre las sombras. Acababa de entrar en un mundo completamente diferente.

- Pero éste tendrá que ser nuestro pequeño secreto, cariño.

Mamá tuvo que enseñarme a manejar mi don a escondidas de papá. Él era humano y sabía perfectamente que mamá era una bruja, por lo que nunca la dejaba perfeccionarse para que no fuera más fuerte que él. Para que no pudiera defenderse ante sus golpes. La trataba como si fuera un monstruo. Me ayudó a practicar con el agua y trató de inculcarme defensa con el aire. Sin embargo, todo se truncó en una noche.

Papá, como era normal en él, había llegado borracho y se encontraba tirado frente a la puerta de casa. Mamá, como siempre, preocupada por él salió en su búsqueda mientras yo me dedicaba a observarlos por la ventana. Éste le gritaba mientras la amenazaba con la botella. Nada fuera de lo común. Y se alejaron, seguramente mamá trataría de intentar que se despejase. Pero no, yo no podía dejar que estuvieran solos así que busqué la cazadora en el armario y salí tras ellos. Distante, claro está. Mi objetivo era asegurarme de que no se dedicase a darle una paliza en media calle.

Avancé entre la oscuridad un par de metros, y cuando vi que éstos se detuvieron discutiendo me escondí tras un pequeño muro de una casa. Por aquel entonces tan sólo contaba con catorce años y ni siquiera tenía el suficiente control con mi poder como para defender a mi madre ante un ataque de aquel monstruo. Sin embargo, haría todo lo que me fuera posible.
Y entonces apareció. Cuando me di cuenta junto a mis padres había aparecido la figura de un muchacho, un muchacho extraño. Y no por cómo vestía o cómo actuaba. No. Extraño porque mamá nada más verlo aparecer a varios metros de ella comenzó a dejar que en su voz se notase una pequeña pizca de miedo. Como si le temiese, como si el pánico se apoderase de ella en aquellos momentos. A su vez, dió un par de pasos hacia atrás mientras tiraba del brazo de papá. Pero no, éste no retrocedió. En su lugar comenzó a gritar a mamá con mucha más fuerza.

Sí, a mis dieciséis años tuve que apreciar la muerte de mis padres a manos de un extraño al que mi madre, segundos antes de su muerte, había denominado como monstruo. Un hombre que se abalanzó sobre ellos con tal agilidad que mamá no pudo desprenderse de él. Les atacó y tuve que hacer grandes esfuerzos para no gritar y salir de mi escondite. Cobarde, me decía a mí misma. Mamá va a morir y tú estás aquí escondida, me culpaba. Finalmente opté por armarme de valor y salí en defensa de mi madre. Poco logré hacer, mi poder era escaso y ni siquiera llovía, por lo que carecía de ayuda natural para hacer uso de mi poco desarrollado don. Recordemos que tan sólo hacía un año que descubrí de lo que era capaz.

Con suerte, logré hacer que un par de gotas que caían del tejado de una casa cercana se helasen y tomasen la forma de unas pequeñas y afiladas puntas de flecha que con un movimiento firme y seguro conseguí lanzar hacia aquel muchacho. Poco daño pude hacerle, de eso estaba completamente segura. Además, aquella acción por mi parte seguramente serviría para enfadarlo y provocar que atacase contra mí. Pero no fue así.

Al día siguiente pude darme cuenta de que el cuerpo de mi madre carecía de una sola gota de sangre en sus venas. Y en una de sus manos, un trozo de tela. Extraño, mamá había conseguido arrancar con sus uñas, un trozo de la camiseta del agresor. Elemento que siempre me ha acompañado a todos lados. Pero de aquella noche hace ya seis amargos años. Seis años en los que dediqué mi tiempo a investigar sobre lo sucedido basándome en las miles de historias que me había contado mi madre. Hombres lobos, vampiros, más brujos.. Con el tiempo comencé a atar cabos aunque sin respuesta alguna. Me estaba obsesionando con aquellos mitos.

Me alojé con una señora que mi madre había conocido hacía tiempo y que amablemente me abrió las puertas de su casa. La ayudaba en lo que podía y comencé a ganarme la vida en la calle para poder devolverle el favor. Ella creía que era modelo, se equivocaba. Comencé a ganarme la vida como prostituta a la vez que buscaba algo de información sobre el fallecimiento de mi madre, lo único que me importaba.

Y aún aquí continúo.. En la búsqueda constante de aquel que acabó con la vida de mamá para permitirme el lujo de verlo muerto entre mis manos. Tras hacerlo sufrir en todas y cada una de las partes de su cuerpo y con su sangre derramándose poco a poco sobre el asfalto mojado con sus lágrimas.


Familiares:
- Shopie Lefevre – Profesora de música – Madre – Asesinada por un vampiro a los 37 años.
- Charles Frêne – Médico – Padre, desgraciadamente. – Asesinado por un vampiro a los 39 años.
-Margaret Avner – Jubilada – Señora que me alojó en su casa tras la muerte de mi madre. Como una abuela. – Fallecida a los 84 años.


Otros:
- Zurda.
- Completamente atea, a pesar de que la mujer con la que compartí piso tras la muerte de mis padres era profundamente religiosa.
- Desde lo ocurrido la noche en la que mamá perdió la vida temo no poder contar con el medio para utilizar mi poder. De ahí que desde aquella noche siempre me acompañe un colgante con un botecito en el que guardo una pequeña cantidad de agua. La suficiente como para poder defenderme en caso de que se me presente algún imprevisto.
- Tan sólo logré estudiar hasta secundaria. Estaba mucho más ocupada tratando de perfeccionar mi don, ganarme la vida en la calle, descubrir algo sobre el asesino de mi madre y ayudar a Margaret en la medida que me fuera posible.
- No me importó en absoluto que aquel monstruo terminase con la vida de aquel que se consideraba mi padre. Si él no lo hubiese hecho terminaría haciéndolo yo.



Última edición por Dafnée N. Frêne el Dom Sep 26, 2010 10:26 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Simona Ivanova
Humano
Humano
avatar

Mensajes : 396
Puntos : 561
Fecha de inscripción : 24/06/2010

MensajeTema: Re: #Dafnée Néhémie Frêne~   Dom Sep 26, 2010 2:03 pm

Haber lo he consultado con otra administradora por si yo me equivocaba y debo decirte que te pasas en cuanto al poder. Mira me explico, como todos los brujos tienen manifiesto de su poder des de la adolescencia la tuya también debería ser des de esas edades mas o menos y no mas temprano. Y debo decirte que también los brujos aprenden a manejar su poder mejor a partir des de los 30 años y tu apenas tienes 20.
Bajale un poco el nivel y luego sigo con la corrección. Avisa aquí luego porfavor.


★ Averigua de mi pasado por mi Ficha Relaciones Personales ★

By Oni *-*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dafnée N. Frêne
Elementalista
Elementalista
avatar

Mensajes : 15
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 22/09/2010

MensajeTema: Re: #Dafnée Néhémie Frêne~   Dom Sep 26, 2010 5:17 pm

Bien, he optado por bajar el nivel del don y creo que ahora está algo mejor.
Sin embargo, en cuanto a la manifestación del poder haré una citación sobre la información de los brujos.

Citación :
Los poderes suelen manifestarse durante la entrada a la adolescencia, cuando el cuerpo sufre esos grandes cambios frutos de la edad y las hormonas, aunque se han dado casos en que los poderes del brujo se manifestaron antés debido a que este se vio sometido a una situación de peligro.

Por la vida de Dafnée decidí que podrían manifestarse a temprana edad. En su casa se encontraba contínuamente en peligro. Está explicado en la historia cuándo y cómo. Aún así, si sigue sin cuadrar volveré a modificarlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Narvla Cannagan
Licántropo
Licántropo
avatar

Mensajes : 180
Puntos : 275
Fecha de inscripción : 25/06/2010

MensajeTema: Re: #Dafnée Néhémie Frêne~   Dom Sep 26, 2010 6:20 pm

es que no es tanto por la situacion como por temas de hormonacion, es como el cambio en los cambiantes


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dafnée N. Frêne
Elementalista
Elementalista
avatar

Mensajes : 15
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 22/09/2010

MensajeTema: Re: #Dafnée Néhémie Frêne~   Dom Sep 26, 2010 10:28 pm

De acuerdo, he jugado con el tema de las edades, pues prefería eso a cambiar la historia casi al completo. Ahora, su poder se manifestó a los quince años, con dieciséis mataron a sus padres y actualmente tiene veintidós. Cualquier otro detalle que la administración considere que no concuerde con la historia será modificado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashura Ananasi
Ananasi
Ananasi
avatar

Mensajes : 27
Puntos : 49
Fecha de inscripción : 10/08/2010

MensajeTema: Re: #Dafnée Néhémie Frêne~   Dom Sep 26, 2010 11:04 pm

Bienvenida.Cierro.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: #Dafnée Néhémie Frêne~   

Volver arriba Ir abajo
 
#Dafnée Néhémie Frêne~
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Lune Noire :: El Personaje :: Expediente-
Cambiar a: