Nueva Orleans cambia al caer la noche....
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Cuentacuentos a las ocho en punto [Katherine, Gabriel]
Vie Oct 03, 2014 6:13 am por Gabriel Korben

» Rose Williams [En construccion por dudas]
Vie Nov 11, 2011 6:40 pm por Rose Williams

» Registro de Avatar
Vie Nov 11, 2011 6:35 pm por Rose Williams

» The show must go on {Gilly Gloom}
Dom Sep 04, 2011 5:51 pm por thomas vitriol

» Holas
Dom Jul 03, 2011 9:11 pm por Adrianne

» Registro de Raza
Mar Mayo 10, 2011 10:47 pm por Xhexgold

» Registro de Grupo
Dom Abr 24, 2011 5:25 pm por Voodoo Queen

» El lobo y la cervatilla
Lun Ene 10, 2011 8:00 pm por Aileen Bulhonteön

» Las personas de mi vida
Lun Dic 20, 2010 2:35 pm por Tara Castel

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic  Image and video hosting by TinyPic

Comparte | 
 

 Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4
AutorMensaje
Lucius M. Crowe
Auditore
Auditore
avatar

Mensajes : 170
Puntos : 325
Fecha de inscripción : 13/07/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Mar Nov 23, 2010 6:23 pm

Poco a poco aquellas ansias, aquella lujuria que había estado presente en él, aquella “bestia” que le había controlado por unos instantes haciendo que hiciese lo que había hecho con Daphne esta desapareciendo, todo parece que ha sido un sueño o una pesadilla, depende del modo en que lo vieses. Aún el miembro de Lucius sigue dentro de la parte intima de la rubia pero parece que esta como en una especie de Shock, estaba empezando a recobrar la conciencia, a ver todo mas claro y que aquella niebla de los instintos que le había “cegado” estaba empezando a desaparecer…por el momento. La mirada del vampiro se mantiene en los ojos verdosos de Daphne, clavados en ellos, con mirada de arrepentimiento, con mirada de temor a lo que pudiese ocurrir a continuación.

Con los pensamientos mas aclarado, siendo ahora mas él que cualquier otra cosa, saco el miembro de Daphne lentamente para seguidamente desviar la mirada contra la ropa, la cual estaba en la otra esquina de la habitación. Recordaba perfectamente todo lo que había ocurrido, había sido consciente de todo y cada uno de los momentos que habían ocurrido pero solamente que en su mente se reflejaba como si hubiese sido un sueño y del cual acababa de despertar pero de sueño no tenia nada, había sido la pura realidad. Aún sentía un pequeño pinchazo en el cuello a causa del mordisco que le había dado la vampira, parecía que no se habían podido contener en morderle al otro cuando lo estaban haciendo, lo cual hacia que su lazo se estrechase mas de lo que había sido, lo cual significaba aún mas problemas. Deseaba hablar de lo ocurrido con Daphne, disculparse por todo lo ocurrido pero las palabras no conseguían salir de sus labios.

Se dirigió en silencio hacia donde estaba la ropa, cogiendo la ropa que se había desecho de ella antes de mantener una relación sexual con Daphne , agarro la ropa de la mujer y se la tendio para que se vistiese, aunque ya la habia visto desnuda en aquellos momentos sentia algo de verguenza al mirar a Daphne sin nada encima, nunca le habia pasado nada igual , seguramente porque nadie con quien se habia acostase era familiar suyo como lo era ella. Mientras se empezaba a vestir dirigio la mirada hacia Daphne.


-Siento lo ocurrido...se que no podiamos hacer nada por evitarlo pero....lo siento, enserio.-Dijo en un tono de voz bajo mientras terminaba de vestirse, sabia que aquello no podia continuar de aquella forma, tanto como él como Daphne deberian encontrar alguna solución a lo que iba a ocurrir con ellos, ¿Cuando tiempo pasaria hasta que les diese un ataque de esos?, ¿Hasta que empezasen a desearte de aquella forma?, no queria dañar a la vampira, no queria hacerla sufrir y sabia que si pertenecia a su lado todo aquello acabaria peor.

-Esto va a ir a peor...¿Cuanto crees que vamos a aguantar hasta que los instintos vuelvan a controlarnos?, solamente nos vamos a hacer daño estando juntos Daphne...¿Lo entiendes verdad?, se que te he prometido que me ibaa quedar a tu lado, que no te iba a dejar ir...pero esto lo hago por los dos, por el bien de los dos...- Lo que sentia por ella en aquellos mismos instantes, despues de haber probado su sangre en un par de ocasiones, despues de haber ocurrido todo lo que habia ocurrido, era algo tan fuerte que no se puede expresar con palabras, era algo parecido al amor y al deseo, una convinación de ambas, con el simple hecho de pensar que no la iba a volver a ver algo en él se desmoronaba , le hacia sufrir, ua sensación realmente parecida por no decir identica a la que habia sentido cuando habia dejado a su mujer siglos atras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Daphne Blackwel
Sforza
Sforza
avatar

Mensajes : 127
Puntos : 251
Fecha de inscripción : 27/08/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Miér Nov 24, 2010 4:20 pm

Aparto mi mirada de los ojos de Lucius avergonzada por lo que acababa de pasar mientras tomo la ropa que él me pasa, el cuello aun me dolía por el mordisco pero no comento nada mientras me visto rápidamente para luego subir las piernas al sofá quedándome abrazada a ellas mientras le oigo hablar ¿Pedía perdón? Bueno yo también me sentía culpable por lo ocurrido pero ambos sabíamos que no se había podido hacer anda, los instintos habían dominado a la mente y no había escapatoria posible aun así las palabras no salen de mi boca pese a que levanto mi mirada para volverla a clavar en al de Lucius.

-No te preocupes, no se podía hacer nada, tú mismo lo has dicho, no te des mal Lucius- digo con voz suave midiendo mis palabras, no sabía muy bien que decir al respecto de lo que había pasado, quizás lo mejor era no hablar al respecto. Sin embargo sus siguientes palabras hacen que eleve la mirada, no quería perderle, sabía que el que hubiesen vuelto a beber el uno del otro era un problema pero no quería perder al único pariente que le quedaba, el dolor se le hacía insoportable y el miedo a quedarse sola la asfixiaba.

-No tiene porque ir a peor, sé que fácil precisamente no va a ser pero si te fijas ahora no nos están dominando y eso que bueno… nos hemos vuelto a morder y sin embargo no están actuando. No me dejes sola por favor, sé que fácil no va a ser pero no tiene porque pasar nada ni nos tenemos que dejar dominar por los instintos, eso si la sangre en bolsa bajará en cantidades industriales pero prefiero eso a que desaparezcas para eso hubiese preferido quedarme con el monstruo, aunque me hacía daño siempre estaba no me dejaba sola- digo con voz trémula, me costaba decir lo que estaba diciendo, en particular la última parte. No quería al monstruo y me aterraba la idea de que volviese, no quería perder a Lucius siendo que era lo único que me seguía atando de alguna manera, Lisa, mi hermana humana no significaba mucho para mi después de todo lo que había hecho, él era lo único que me quedaba como familiar.

-Por favor Lucius…

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucius M. Crowe
Auditore
Auditore
avatar

Mensajes : 170
Puntos : 325
Fecha de inscripción : 13/07/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Jue Nov 25, 2010 12:44 am

Sabia que no podían haber hecho para remediarlo y para evitarlo, aquello que había ocurrido estaba escrito pero aún asi en cierto modo se sentía bastante culpable, se sentía mal consigo mismo por haber hecho aquello y por no haber luchado un poco mas aunque hubiese sido contra aquella tentación. Sabia que tal vez hablar de lo que había ocurrido no arreglase nada pero no estaba muy seguro de que hacer, tal vez solo pensar en ello causase mas dolor a ambos. Escuchar aquellas palabras salir de los labios de Daphne le causaban daño, no le gustaba verla de aquella forma, no quería dejarla sola, no quería desaparecer de su vida, al fin había encontrado a alguien por cual vivir y luchar y de repente todo aquello se desmoronaba por el simple hecho de sentirse atraído hacia ella, nunca le salía las cosas bien a Lucius, desde siempre había sido alguien “gafado” por asi decirlo, nunca la suerte le había sonreído y parecía que nunca lo haría.

El vampiro guardo silencio mientras mantenía su mirada clavada en el suelo, con una mirada perdida sobre el parquet del piso, intentando pensar con claridad, tomar la mejor decisión tanto para él como para ella. Lo que ella deseaba era no quedarse sola, le daba igual con quien fuese incluso según había dicho prefería volver a tener a aquel “monstruo” con ella que encontrarse sola en el mundo. La soledad es algo que destruye a alguien por dentro, es un mar de tinieblas, un mundo de sombras que poco a poco si no consigues hacer algo para evitarlo te va consumiendo lenta y profundamente , tristeza y dolor habían sido sus únicas acompañantes a lo largo de su vida. ¿Por qué lo sabia?, porque él había pasado por aquello y hasta que había conocido a Daphne no había vuelto a sentir aquella sensación llamada “felicidad”. Nunca había derramado una lagrima desde hacia unos setecientos años cuando se tuvo que separar de su mujer de su hija y por muchas lagrimas que había derramado en aquel tiempo ninguna pudo devolverle a su familia por lo cual se había vuelto durante esos siglos alguien insensible, frio como el hielo, cruel y sin ninguna piedad por nadie ni nada hasta aquel mismo momento, el simple hecho de dejar a Daphne le recordaba cuando se había separado de su mujer, sentía aquella misma sensación ahogadora en el pecho .

”Por favor Lucius…”Aquellas palabras siente como si le clavasen un puñal en el corazón, no podía dejar a Daphne sola no podía abandonarla como había hecho con su familia pero en esta ocasión lo haría por una buena causa.

-Ahora mismo nos podemos controlar porque ya los hemos satisfecho a nuestros instintos pero ¿Cuánto crees que tardaran en volver?, es algo incontrolable y lo sabes, si has sentido lo mismo que sentía yo cuando te controlan sabes que no puedes hacer nada para evitarlo…-Guardo un pequeño silencio mientras levantaba la mirada y la clavaba en los ojos esmeralda de su acompañante.
-Ahora mismo para mi significas mucho para hacerte daño…y mantenernos juntos lo único que conseguirá será destrozarnos por dentro, ¿Quieres vivir de esa forma?, ¿Sufriendo cada vez que sientas esos instintos florecer?.- Hacia mucho tiempo que no se sentía de aquella forma, tan decepcionado consigo mismo, tan triste, tan mal, había fallado a la promesa que la había hecho, le había prometido que iba a permanecer con ella siempre y que no la dejaría hasta que ella lo hiciese con él, aún no podía creerse que iba a tomar aquella decisión. Era tan identica a su mujer, era igual que ella y sabia que si permanecia a su lado al final terminaria enamorandose de ella , ya estaba empezando a sentir algo hacia ella y aquello no podia ser bueno ni para él ni para ella.

-Sabes que no lo haria por una buena causa...-Los ojos de Lucius empezaban a pestañear rapidamente, no recordaba esa sensación que sentia ahora mismo, le resultaba familiar pero no recordaba de que. No podia permanecer en el mismo lugar que ella, tenia que irse de aquel lugar como fuese, cortar todo aquello de raiz y atormentarse de nuevo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Daphne Blackwel
Sforza
Sforza
avatar

Mensajes : 127
Puntos : 251
Fecha de inscripción : 27/08/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Jue Nov 25, 2010 1:06 am

-No volverán a aparecer si nos controlamos, sino bebemos sangre a no ser que sea embasada se puede controlar, sí he sentido lo mismo que tú y sé que no se puede hacer nada para evitarlo pero también sabes que en el descontrol influye la ingesta de sangre fresca del otro sino hay tiene que ser más fácil de controlar- digo con seriedad mientras le miro con tristeza, no quería perderle, no quería separarse de él, sin él ¿Qué le quedaba? Absolutamente nada y no quería perder a la persona que la había sacado la oscuridad, que le había dado un motivo por el que seguir adelante, simplemente no podía perderle.

-Tú también significas mucho para mi, eres lo único que tengo, maldita sea Lucius eres mi familia eres lo único podidamente real que me queda en el maldito mundo, no quiero perderte, prefiero mil veces que me claven espadas y me dejen secando al sol que perderte. Por favor Lucius- digo mientras mi voz tiembla levemente y una carmesí lágrima brota de mi ojo debido a la tristeza, no quería perderle, antes prefería morir que la matase, de ese modo no tendría que seguir sufriendo pues si ahora le perdía sería más o menos que estar muerta. Todo lo que el monstruo le había dicho, contra lo que había luchado se volvería realidad y no quería, no quería que la oscuridad volviera y no quería perder a la única familia que le quedaba.

-Me dan igual las buenas causas, no quiero perderte cuando eres la única familia que me queda, cuando eres lo único que me queda ¿No lo entiendes? Sé que resistirse a los instintos no es fácil, pero si no hay incentivos, ni no hay nada que los aliente como es la sangre estos van menguando poco a poco, así que por favor no me dejes sola, no lo hagas-
digo con voz serena y firma aunque de mi ojos y por mi mejilla resbala otra lágrima de sangre ¿Qué más me daba llorar ya en esta situación? Lo único que quería era no perderle.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucius M. Crowe
Auditore
Auditore
avatar

Mensajes : 170
Puntos : 325
Fecha de inscripción : 13/07/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Jue Nov 25, 2010 8:18 pm

Los ojos de la vampira se clavan en él, unos ojos que mostraban tristeza y se clavaban como dagas en él, aquella mirada idéntica a la de su mujer hacía que a Lucius se le partiese el corazón en dos y los ojos se le llenase de lagrimas, no era capaz de mantener la mirada en ella le hacia sentirse un maldito desgraciado, no era capaz de verla de aquella forma, se odiaba por todo aquello . Daphne sigue dándole motivos, motivos por los que se quede con ella, motivos para saber que en realidad no iba a ocurrir nada pero solamente se estaba engañando a si misma al decir aquellas cosas, tanto él como ella sabían que no había ninguna alternativa, no se puede luchar contra los instintos de una bestia , es algo imposible. Ella no era consciente de lo que Lucius sentía hacia ella, si, era su descendiente y la apreciaba por ello, pero no solamente sentía ese cariño familiar, sentía algo mas fuerte hacia ella, algo que seguramente ella no sabia ni podía reconocer puesto que desconocía si lo había sentido alguna vez por alguien, ese afecto tan especial que sientes cuando encuentras a la persona indicada, desconocía si aquel amor era por ella o era por su “mujer” ya que las dos eran idénticas y su mente le estaba confundiendo. El simple hecho de pensar que no podría volver a verla nunca mas hacia que algo en él se sintiese realmente mal, que sintiese una presión en el pecho y el estomago se le revolviese, se sentía ahogado, como si estuviese a miles de leguas bajo el océano.

Vivir junto a ella con aquellos instintos saliendo a la luz cada cierto tiempo asi haciéndose sufrir mutuamente o desaparecer de la vida de Daphne por completo, aquella era la cuestión que se planteaba el vampiro mientras da pequeños y lentos pasos hacia atrás, separándose de Daphne . Y de nuevo, setecientos años después se volvia a encontrar en la misma situación, con la misma sensación recorriéndole el cuerpo, sintiendo los mismos sentimientos que antaño. Lucius niega con la cabeza mientras una lagrima cae por su rostro asi ensuciándolo, instintivamente la mano del vampiro se levanta y se posa sobre la lagrima, hacia tanto tiempo que una de esas no caía por su rostro que aquello le había dejado desconcertado.

-No puedo hacerlo…parece que no lo entiendes…-Aquellas palabras salieron de su boca en un susurro algo entrecortadas, todo aquello estaba siendo demasiado abrumador, demasiado para él , la misma historia de repetiría dos veces, pasaría dos veces por la misma situación, ¿Tendria que estar otros setecientos años sufriendo?, no lo podría soportar, si se alejaba de Daphne seria para dejar de existir y ahora mismo podía cumplir aquello. El vampiro sabia que no había escapatoria, no se podía ir de aquel edificio sin que le diese la luz del sol.

-Viviriamos un tormento…y te quiero demasiado para hacerte daño, tarde o temprano aquello nos terminaría separando y nos haría mucho mas daño, es mejor cortar todo esto de raíz.- Lucius se acercaba lentamente hacia la ventana de la habitación sin apartar la mirada de ella, con los ojos aún lagrimeándole, aquellas lagrimas eran de ella, eran a causa de ella, estaba llorando por Daphne, nunca se hubiese imaginado llorando por otra mujer que no fuese la suya .

-Has sido lo único correcto que he hecho en setecientos años…pero por mas que me duela no puedo estar junto ati…solo nos haría mas daño, te haría daño, me haría daño…saldríamos perdiendo.....-Guardo un ligero silencio mientras se colocaba al lado de la persiana.
-Te quiero Daphne...te amo y se que eso no es correcto, no podria vivir sabiendo que estoy enamorado de mi descendiente, cuando te miro me recuerdas tanto a ella...te quiero, te deseo...pero no puede funcionar.-Lucius se dispuso a tirar de la correa de la persiana........
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Daphne Blackwel
Sforza
Sforza
avatar

Mensajes : 127
Puntos : 251
Fecha de inscripción : 27/08/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Jue Nov 25, 2010 8:41 pm

Veo como se va alejando de mi lentamente acercándose a la persiana, si se iba a matar me iba a tener que llevar con él si o si, no me quería volver a quedar sola y me daba igual todo lo demás. Con lentitud me levanto del sofá y me acerco lentamente a él mientras veo como algunas lágrimas caen también se sus ojos, al igual que de los míos, no es justo, no era justo que pasase esto, no ahora, parecía que pasase lo que pasara algo debía haber siempre que lo estropease y no quería, no iba a tolerarlo.

-Si que lo entiendo, pero no es justo, tú no quieres irte lo veo en tus ojos y yo no quiero que te vayas, no es justo que eso suceda, quiero que estés a mi lado por favor, no quiero perderte, no ahora que por primera vez en toda mi vida he conocido a alguien a quien medianamente le importo y que me importa, por favor Lucius, no…- le pido mirándole directamente a los ojos mientras me sigo acercando a él, sabía que era lo que iba a hacer o al menos intentar y si lo hacía me iba a tener que llevar con él, no quería estar en este mundo sino podía estar con él, ya lo había dicho, era todo lo que me quedaba, todo lo que tenía, si lo perdía ¿Qué sentido tenía mi existencia?

-No lo hagas Lucius si te pierdo ¿Qué sentido tengo yo para vivir? ¿Qué maldito sentido tendría para seguir un día más sobre este mundo? Vale, admito que muy normal no es estar enamorado de tu descendiente pero cosas peores se han visto, no sé si puede funcionar o no pero sé que no voy a perderte si tú te vas te aseguro que yo voy a seguirte-
digo con seriedad quedando frente a él mientras las lágrimas de sangre siguen cayendo por mis mejillas pero la seriedad no abandona mi tono de voz, hablaba completamente en serio, si él desaparecía yo ya no tenía ningún motivo por el cual seguir en este maldito y jodido planeta.

-Por favor Lucius, si te pierda yo ya no tengo ningún motivo porque seguir aquí, me da igual todo lo demás, lo único que no quiero es perderte, todo lo demás carece de importancia ¿no lo entiendes? Por favor Lucius-
le pido poniendo mi mano sobre la suya para que no corra la cortina, si la corría yo me iba a ir con él eso estaba claro pero no quería perderle para siempre, no podía hacerlo mi mente no lo podía asimilar, simplemente la simple idea no se formaba en mi mente.

Mi voz sigue sonando suave, musical, perfecta, pero a la vez serie y decidida, creía firmemente en mis palabras y no me iba a retractar de ellas bajo ningún concepto puesto que era lo que sentía y lo que quería, quería estar con él, quería poder reír junto a él estar en los buenos y en los malos momentos, no quería perderle.

-Ahora mismo me importa poco lo correcto o no, sólo sé y estoy segura de que no queiro perderte.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucius M. Crowe
Auditore
Auditore
avatar

Mensajes : 170
Puntos : 325
Fecha de inscripción : 13/07/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Vie Nov 26, 2010 11:39 pm

”Por favor Lucius…no” esas palabras resuenan en su mente una y otra vez. Toda y cada una de las palabras que salen de los labios de la vampira se clavan en él hiriéndole mas que cualquier Daga, toda esa frialdad que había conseguido con el paso de los años, todos aquellos sentimientos encerrados y hechos de piedra se habían vuelto a despertar tras un profundo sueño, ahora sentía y padecía y en aquellos momentos aquello le estaba destrozando por dentro. Observa como Daphne se va acercando a él lentamente , no iba a permitir que hiciese lo que estaba pensando, no iba a permitir que él se suicidase subiendo la persiana de la habitación y que los rayos del sol le abrasasen la piel hasta dejarle hecho ceniza, polvo al polvo....

Desde que la había conocido se había intentado suicidar en un par de ocasiones pero sin saber muy bien el porque no lo había conseguido, ahora mismo entendía el porque no lo había hecho, ella llenaba ese hueco que había estado tan vació en él durante tantos y tantos años pero todo aquello no llevaba a ningún sitio, había probado su sangre y todo aquello había vuelto las cosas mucho mas complicadas. No quería volver a pasar por lo mismo, no quería volver a sufrir otros setecientos años por dejar a la mujer que amaba, sabia que aquello no podría salir bien y que con el tiempo perdería todo, la perdería como familia y como amor , el amor no estaba hecho para los vampiros, el había nacido para sufrir, no para amar a nadie, era un amante nacido para sufrir y la vida se lo había demostrado a lo largo del tiempo.


Los ojos le lloraban como nunca lo habían hecho, las lagrimas que caian por su rostro lentamente, se sentía totalmente desconsolado, se sentía un desgraciado por lo que estaba a punto de hacer, aún no daba crédito que todo aquello terminase asi, después de tantos años combatiendo en guerras, poniendo su vida en peligro constantemente y había conseguido sobrevivir durante setecientos años todo aquello terminase de aquella forma, suicidándose por el amor que siente hacia su descendiente, nadie había conseguido matarlo y al parecer nadie lo haría, él seria quien acabase con aquella tragedia.

Era importante para ella, se podía notar y por supuesto se podía ver en aquellas lagrimas de sangre que caian por su rostro, verla llorar hacia que se le cayese el mundo encima, que sus ojos se empañasen aún mas de lagrimas y que esa fuerza que hacia presión en su pecho aumentase. Sintió la caricia de Daphne en su mano que se encontraba en la correa de la persiana, se sentía incapaz de dañarla, no tenia ese valor suficiente para dañarla , para perder lo que mas amaba en el mundo otra vez. El pulso le temblaba , todo el cuerpo se encontraba en tensión y a la vez nervioso, con el corazón latiendole rapida y fuertemente.


-Daphne...no soy capaz de hacerte daño, no puedo hacer lo mismo dos veces, no puedo volver a abandonar a mi familia.-.Dijo en un susurro con las palabras entrecortadas mientras su lagrimas seguian callendo por sus mejillas, ¿Que demonios le pasaba con aquella mujer?, ¿Porque se comportaba de una forma tan...sensible?.-Te quiero, te amo...desearia pasar el resto de la eternidad junto contigo , sentirte cerca siempre , abrazarte y no soltarte, besarte hasta quedarme sin respiración, arroparte cuando tengas frio,compartir los sueños y también la cama, conocer tus miedos y tu los mios...has cambiado mi vida, has cambiado mis metas...me has cambiado completamente.-Dijo en un susurro aún con su mano puesta en la correa de la persina, con su mirada clavada en los ojos de la vampira.

-Y creo...que si no puedo conseguir esa vida , no quiero seguir sufriendo otros setecientos años en la soledad...vente conmigo, vayamonos a Venecia, allí tengo amigos Auditore, se encuentra Vinzenzo...no tendremos ningún problema en vivir alla.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Daphne Blackwel
Sforza
Sforza
avatar

Mensajes : 127
Puntos : 251
Fecha de inscripción : 27/08/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Sáb Nov 27, 2010 12:39 pm

Mi mano sigue apoyada sobre la de él acariciándole levemente con suavidad con mis ojos clavados en los suyos, suplicándole con la mirada que no lo hiciese, perderle sería mucho peor a que me clavasen una daga y retorciesen la herida, la segunda idea se me hacía más soportable que la primera. Desde que le había conocido había sido con él con quien por primera vez he podido abrir mis ojos y ver el mundo por mi misma sin el horrible velo que los tapaba antes.

Las palabras de Lucius se filtran hasta mis oídos mientras mis ojos siguen fijos en los de él y me acerco un poco más dejando que nuestros pechos se rocen mientras le escucho hablar sin interrumpirle ni una sola vez ¿Abandonarlo todo y largarse a Venecia? No me parecía tan descabellado mientras estuviera cerca de él, mientras pudiese estar con el. Lentamente mi mano suelta a la de Lucius para a continuación darle un abrazo enterrando mi cada en su pecho cerrando levemente los ojos.

-Yo quiero tener ese tipo de vida contigo, quiero estar contigo Lucius, en todo momento, en lo bueno y en lo malo, poder conocerte, poder sentirte… Hasta que te conocí vivía sumida en la oscuridad pero tú me sacaste de ahí, me diste un motivo por el cual querer vivir- digo con voz tranquila aun con la cabeza enterrada en su pecho mientras cierro los ojos brevemente intentando controlarme mientras mi respiración se va regulando poco a poco antes de volver abrir los ojos con decisión.

-Contigo iría hasta el mismísimo fin del mundo sin siquiera planteármelo Lucius ¿Aun no te has dado cuenta de que te quiero más que a nada? Me da igual donde estar o a donde ir mientras esté contigo- digo elevando la mirada para fijar mis ojos en los de Lucius dándole un suave beso en el cuello antes de volver a bajar la mirada de nuevo un poco avergonzada, yo no era del tipo de vampiro o persona o como se dijese que se sinceraba hasta tal punto pero con él no podía evitarlo ¿Decía que yo le había cambiado? Él había cambiado todo mi mundo por completo y no me importaba lo más mínimo reconocerlo.

-Lucius, dices que yo te he cambiado, tú has cambiado todo mi mundo y a mi misma y me da exactamente lo mismo si tengo la posibilidad de poder ser feliz así.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucius M. Crowe
Auditore
Auditore
avatar

Mensajes : 170
Puntos : 325
Fecha de inscripción : 13/07/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Dom Nov 28, 2010 3:31 pm

No sabia el porque habia dicho todo aquello, le habia salido del alma como quien dice, era lo que de verdad pensaba y sentia, la amaba y queria empezar una vida desde cero junto a ella, dejando Nueva Orleans, dejando Umbra, dejando todo y cuanto tenian y empezar de nuevo una vida en un lugar distinto, era la unica solución que veia a todo aquello. Cuando sientes ese sentimiento en ti, el amor, que te sientes capaz de todo, de irte a cualquier sitio por ella, de hacer cualquier cosa por ella era lo que estaba sintiendo Lucius en aquellos mismos momentos. Las lagrimas que caian de los ojos del vampiro y resbalaban por su mejilla ahora eran de felicidad, hacia siglos que no se sentia como ahora mismo, tan...tan feliz, tan contento, la amaba y iba a pasar el resto de su vida con la mujer que amaba.

Sintio un beso de ella en el cuello, era el primer beso que habia recibido de Daphne sin necesidad de estar sucumbidos bajo aquellos instintos, aquel beso significo mucho para Lucius.La mano del vampiro que se encontraba en la correa de la persina descendio lentamente hasta posarse en la mejilla de Daphne, no, no podia hacerlo, no podia matarse estando junto a ella, era lo mejor que le ha pasado en mucho tiempo y no iba a dejar que todo aquello terminase de aquella forma, con la muerte.

-Entonces...Empecemos una vida de cero, vayamonos lejos de todo esto, de Umbra, de Nueva Orleans...de todo esto que no nos hace ningún bien y estemos tu y yo juntos, en Venecia....lejos de todo esto.-Dijo pasando sus manos alrededor de ella, su vida ahora mismo solamente era ella, haria cualquier cosa por Daphne , costase lo que costase le daria la vida que se merece, una buena vida . A partir de aquel momento se propuso no mirar nunca mas al pasado, no atormentarse por lo que habia hecho, vivir el presente y pensar en el futuro, todo lo haria por ella, por la mujer que se encontraba entre sus brazos.Todo lo que queria, todo lo que necesitaba para vivir lo tenia, ¿Que mas podia pedir?, ya se sentia realizado, ya se sentia feliz. El vampiro acerco su rostro al de ella y beso sus labios, un beso suave pero a la vez apasionado mostrando asi si amor por ella.


-Esta noche nos vamos...cuanto antes dejemos esto mejor sera.-Sabia que podia ser muy precipitado pero asi era, cuanto antes desapareciesen de todo aquello mejor seria para ellos, sin dejar rastro, sin dejar pruebas empezar una vida de cero.

-Te quiero..-Se escapo de sus labios clavando su mirada en la de ella fijamente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Daphne Blackwel
Sforza
Sforza
avatar

Mensajes : 127
Puntos : 251
Fecha de inscripción : 27/08/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Mar Nov 30, 2010 4:57 am

Una tierna sonrisa se dibuja en mis labios al sentir su mano contra mi mejilla al tiempo que alzo los ojos para mirarle. No había oscuridad en ella, ni misterio, ni sarcasmo, sólo dulzura, ternura y amor mientras mi mano limpia los restos de lágrimas de las mejillas de Lucius con una suave caricia sin apartar mi mirada de la suya, no podía creer la felicidad que sentía, era como un sueño de esos que uno piensa que jamás podrá conseguir y que de pronto de alguna manera extraña y mágica se cumplía de la forma menos esperada.

-Por mi nos podríamos ir ahora mismo pero debemos dejar que el sol se vaya, aunque mientras sea a tu lado me da igual el lugar, sólo quiero poder ser feliz contigo-
respondo correspondiendo a su beso acurrucándome luego en sus brazos sintiéndome completamente feliz así, por mi se podía ir ahora todo el mundo a la mierda, mientras pudiese estar ahí, con Lucius, sería feliz, tenía esa seguridad, sólo quería poder estar con él para poder tener un futuro juntos, lejos de aquí, lejos de todo aquello que nos había dañado durante lo que parecía una eternidad aunque habían sido unas cuantas décadas en realidad, al menos en mi caso.

-Yo también te quiero- digo con una sonrisa radiante mientras le doy un suave beso en los labios, me había sorprendido que me lo dijese, no porque no le quisiera sino porque no le esperaba pero no tenía ningún problema en reconocer mis sentimientos, no ahora que por fin podía ser feliz. Era casi como si después de todo un tiempo en el infierno se hubiera decidido que el momento de castigo había pasado y podíamos ser felices con algo.

No era creyente, mi madre si lo había sido, pero aun así había veces en los que uno podía ver a Dios. Era curioso pensar como nos habíamos cruzado y como había seguido todo pero también me recordaba a un ejemplo que escuche hace mucho, en cierta manera me recordaba. Un hombre que estaba en medio de una riada y su casa se está hundiendo teniendo que estar en el tejado, cuando pasa una barca rechaza su ayuda argumentando que Dios le salvará, cuando pasa una segunda barca hace lo mismo, y lo mismo cuando llega un helicóptero, como es natural muere y al ir al cielo le pregunta a Dios porque no le salvó aunque le espero, a lo que este contesto ¿Cómo que no te intenté salvar? Te mandé dos barcas y un helicóptero. Veía nuestra situación un poco como esa situación, sólo que nosotros de alguna extraña manera si habíamos acabado viendo la “ayuda”

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucius M. Crowe
Auditore
Auditore
avatar

Mensajes : 170
Puntos : 325
Fecha de inscripción : 13/07/2010

MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   Vie Dic 03, 2010 5:45 pm

Lucius abrazo a Daphne entre sus brazos, sintiéndola cerca, deseando siempre tenerla cerca suya y no dejarla escapar nunca, la quería de eso no había duda pero aún temía que pudiese ocurrir algo como había pasado con su antigua mujer pero intentaría por todos los modos, intentaría aunque su vida se fuese en ello que aquello no volviese a ocurrir. Ahora solamente se encontraba Daphne, no se encontraba nadie mas en el mundo, ya se podría ir todo a la mismísima mierda, él tenia lo que mas quería, todo lo que quería, todo lo que necesitaba lo tenia entre sus brazos. Para mucha gente aquel cambio de planes tan rápido y tan imprevisto seria una verdadera locura pero para el vampiro en aquellos mismos instantes no existía ni la locura, ni el odio, ni la ira..aquellos sentimientos que le habían estado acompañando a lo largo de su vida por una vez en su larga y eterna vida había desaparecido, era realmente curioso el efecto que tenia el “amor” sobre la personas.

Escucho el susurro que se escapo de los labios de la vampira para acto seguirle sus labios juntarse y fundiéndose en uno solo. Aquellas palabras salir de los labios de ella le habían hecho sentirse mejor, saber que ella también sentía algo hacia él, saber que era un amor correspondido, saber que estaban hechos el uno para el otro, o eso creía, el tiempo lo diría pero algo en él le hacia estar seguro de sus pensamientos.

Todo lo que había ocurrido, todo lo que había pasado aquella noche, aquellas ultimas horas habían sido demoledoras. Sentía un gran cansancio en su cuerpo, hacia mucho tiempo que no “pegaba” ojo por asi decirlo, no entraba en aquel transito y descanso “superficial” que hacían los vampiros para dormir y descansar. -Tanto tu como yo tenemos que descansar…esta noche nos iremos y tendremos que estar bien descansados .-Dijo Lucius para acto seguido agarrarla de la mano a Daphne suevamente y empezar a caminar sin decir nada dirigiéndose a una de las habitaciones, estaba seguro de que tanto él como ella estaban agotados, necesitarían dormir y descansar para su imprevisto viaje a ultima hora.

Caminando con Daphne agarrada de la mano, muchas cosas que habían ocurrido podían ser agotadoras, sobre todo para la vampira, había tenido que pasar por muchas cosas y era curioso como cambiaban las cosas, como de un dia para otro los sentimientos pueden cambiar hacia una persona, como tu vida puede dar un vuelco totalmente. Se dirigió hacia una de las habitaciones, es una que había una cama . Lucius se acerco a un paso entre lento y intermedio hacia la cama y se sento en ella, sentia un profundo cansanció en todo el cuerpo, ademas de algún que otro ligero dolor en alguna parte del cuerpo, por ejemplo en los testiculos, de la patada que le habia dando antes el monstruo aquel.

El vampiro junto sus labios con los de ella asi dandole un ultimo beso antes de tirarse sobre la cama y entrar en un sueño, descansar de todo aquello que habia ocurrido pero todo al fin y al cabo habia terminado bien, seguia vivo, tenia a Daphne con él y iban a empezar una vida de cero, ¿Que mas podia pedir?, absolutamente nada mas, ya sentia aquella felicidad en él, ya podia sentirse realizado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)   

Volver arriba Ir abajo
 
Piso Rue Decatur, 13, 5º (Ático)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 4 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4
 Temas similares
-
» JORNADA 7: ATLÉTICO DE MADRID - NÁPOLES
» Se funda el Club Atético Villarrobledo
» PNL para la mejora del abastecimiento energético de España (GOBIERNO)
» Camisetas Atlético de Tucumán 11/12
» Presupuesto Atlético Tucumán (T8)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Lune Noire :: Barrio Frances :: Zona Residencial-
Cambiar a: