Nueva Orleans cambia al caer la noche....
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» Cuentacuentos a las ocho en punto [Katherine, Gabriel]
Vie Oct 03, 2014 6:13 am por Gabriel Korben

» Rose Williams [En construccion por dudas]
Vie Nov 11, 2011 6:40 pm por Rose Williams

» Registro de Avatar
Vie Nov 11, 2011 6:35 pm por Rose Williams

» The show must go on {Gilly Gloom}
Dom Sep 04, 2011 5:51 pm por thomas vitriol

» Holas
Dom Jul 03, 2011 9:11 pm por Adrianne

» Registro de Raza
Mar Mayo 10, 2011 10:47 pm por Xhexgold

» Registro de Grupo
Dom Abr 24, 2011 5:25 pm por Voodoo Queen

» El lobo y la cervatilla
Lun Ene 10, 2011 8:00 pm por Aileen Bulhonteön

» Las personas de mi vida
Lun Dic 20, 2010 2:35 pm por Tara Castel

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic  Image and video hosting by TinyPic

Comparte | 
 

 Elian Fingers Riot

Ir abajo 
AutorMensaje
Elian Riot

avatar

Mensajes : 6
Puntos : 15
Fecha de inscripción : 14/12/2010

MensajeTema: Elian Fingers Riot   Miér Dic 15, 2010 9:14 am


Nombre y apellidos: Elian Riot.
Apodo: Fingers, Elian

Raza: Vampiro
Tipo: Auditore

Edad: 25 aparentes, 35 reales (10 de convertido)

Grupo: Umbra
Profesión: Asesino a sueldo de la casta Auditore.


Descripción Física: Por la complexión física que presenta Elian muy pocos creerían que el tipo es de la casta Auditore, con el pelo ligeramente largo, ojos achinados, flaco y casi nada musculoso, viste por lo general con vaqueros azules o negros, musculosas de colores opacos, su rostro presenta la pelea que tuvo antes de ser convertido, con una ligera sonrisa de esquizofrénico. De vez en vez lleva una gorra o boina, suele usar zapatillas de skater o deportivas, a veces guantes negros, una pequeña chica que suele dejar hasta hacer una barba candado, muy pocas veces también.
Cuando las castas se reúnen, suele vestir de traje y corbata, negro por completo, con una corbata o bien azul o bien roja, peinado, atado si lo tiene demasiado largo, a veces incluso cambia la corbata por un moño o una bufanda en su cuello. Le van las cosas militares, chaquetas verdes con el logo del “U.S Army”, botas militares también en ocasiones, o camperones de corderoy.


Descripción Psicológica: Antes de formar parte de la casta auditore, participo en alguna que otra tonta guerra, principalmente estuvo en la toma de Guantánamo y en la llamada “tormenta del desierto”, las dos más famosas batallas en las que este viejo marine participo. Lo que vio y vivió en ambas guerras lo dejo con sed de sangre y una ligera fortaleza, además de tener muy buenos reflejos casi hasta ver enemigos en todas partes. Algo esquizofrénico pero lo suficientemente cuerdo, frecuento bares y clubs de strippers. Las drogas lo ayudaron bastante también, aunque nunca lo suficiente y comprendió que no era útil mas que para disparar, de ahí su apodo “fingers”, uno de los más rápidos tiradores dentro del batallón 77 de la armada. De pequeño siempre creyó que había “algo más”, por lo que fue mandado al psicólogo durante años, hasta que un día ese “algo mas” se le presento, se llamaba Alphonse, y le dio una nueva vida, fue durante uno de los festivales, nunca tuvo novia ni nunca tuvo descendencia alguna, ya que “murió” joven y así fue como siguió su nueva vida. La vida de vampiro, para la cual él se auto convenció de haber nacido, los primeros años de su nueva vida, le costó demasiado volver a ser aquel hábil tirador, aunque con la práctica y el ojo vigilante de Alphonse, el vampiro progenitor de Elian, le basto como para no rendirse, ya que muchos creían que un marine descarriado era mucho mejor que un pandillero latino, los cuales había demasiado pocos en la casta Auditore. El primer trabajo, le convenció y complació para darse cuenta de que realmente, era lo que él quería. Egoísta, como lo suelen ser pocos vampiros y autodestructivo, nunca piensa que algo le dañara suficiente como para no volver a pararse.

Gustos y preferencias: Las armas, el vodka (lo bebe aunque su cuerpo no lo acepte), el rock y el metal, todo lo que explote por más que lo dañe.

Miedos, manías y fobias: Le tiene manía con una testigo que le vio a él y a su “padre”, Alphonse, haciendo un “trabajo”. Tiene miedo de decepcionar a la casta Auditore por su manía con la testigo.

Habilidades de Combate: Armas, lo suficiente bien, puede crear un arma con unos caños, o con las reales y legales, el las maneja perfectamente. Artes marciales no sabe, pero si es inteligente que un botellazo bien dado deja K.O a cualquiera, aunque el intenta como buen marine y buen soldado de los Auditore que todo, “parezca un accidente”.
Armas: Colt calibre 45 larga de tambor, Desert Eagle Gold, un sub fusil MP5 A5 y en ocasiones muy especiales, una Barret Calibre 50.
Manejo del Don: Lo suficientemente bien como para que si se le revienta una granada cerca, no pierda un brazo o una pierna o ambos.


Historia: De chico siempre convivió con una familia de hombres en la cual las mujeres nunca tenían una opinión libre y voto alguno sobre las decisiones, eso lo convirtió en casi un machista y nunca consiguió tener una pareja estable por mucho tiempo, por directamente decir que se enamoraba por noche de la muchacha que conocía, su padre ex veterano de Vietnam y con un abuelo veterano de la segunda guerra, y un bisabuelo milagrosamente vivo veterano de la primera, le inculcaron que las mujeres son solo objeto de use y tire, por esa razón su madre se había marchado dejado con ellos tres, un alcohólico, un esquizofrénico y un lisiado, cuatro hombres que estaban afrontando vidas distintas y que todos deseaban que se terminen rápido.

Peleas del instituto a la orden del día, fue hasta que decidió meterse en los marines, a los 18 años, con lo cual pretendía ganar algo más de respeto con sus familiares machistas, aunque eso dependía de la vida, ya que toda la familia Riot fueron soldados, el pretendía ser uno más también, aunque en algún momento de su vida le hubiese gustado ser doctor o abogado, pero esos sueños se acabaron cuando el borracho de su padre le puso una Remington en sus manos y le dijo “dispárale al venado”, quien fue lamentablemente la primer victima de Elian, ya la segunda fue un muchacho que se le paso de listo, aunque nadie nunca supo nada de este asesinato más que sus abuelos y su padre, los cuales estaban orgullosos. “El apellido se respeta”, dicto el lisiado bisabuelo guerrero, ya incluso le convenció que matar árabes insurrectos y cubanos rebeldes le agradaba más que tener que sentarse en detrás de un escritorio día y noche, criar una asquerosa familia con unos asquerosos niños, y quién sabe si algún día poder recuperar el respeto de su familia, o lo que quedaba de ella.

La buena suerte le sonrió, claro, cuando fue el motín de Guantánamo, y el fue enviado, su superior simplemente puso en el expediente del soldado Elian Riot, “defensa propia”, con un total de cincuenta reos muertos y otros treinta heridos, el olor de la sangre mesclado con el metal caliente y la pólvora era lo que a el le serbia de motivación, era todo un marine, todo un soldado Riot.

Cuando fue la tormenta del desierto, recibió su primer bala, de una AK 47, que entro y salió por su brazo izquierdo, casi haciendo que lo pierda, mas no lográndolo, y dejando mucho peor al árabe insurrecto que jalo de aquel gatillo, teniendo que sacarlo a la rastra sus compañeros, ya que había gastado dos cargadores en el cuerpo muerto. Fue enviado a casa y mantuvo un largo y duradero reposo mientras se curaba de su “locura de sangre” y de la bala atrevida, aunque poco y nada del reposo hacia.

Termino alcohólico y drogadicto, lo de alcohólico fue herencia familiar, lo de drogadicto fue un complemento luego de “baja obligatoria”, ya que lo consideraron “no apto” para estar en los marines luego del salvaje asesinato a sangre fría y posterior mutilación de un cadáver. Tomaba coca y fumaba maría delante de su familia, al igual que su padre en otra época fornicaba delante de el estando ebrio y luego le pegaba al pequeño Elian, el termino igual o peor que su padre, y con la continuidad de los años pasando y llegando a sus 25, y siendo un inútil veterano de guerra, vino lo inesperado. El maldito huracán Katrina, ninguno dentro del hogar Riot iba a dejar la casa, por más que cayese abajo, ellos eran fuertes y nada les impediría quedarse, si tenían que morir, morirían, aunque para la sinceridad de todos, el viejo veterano de la primera, quien ya estaba entrando en sus últimos años, prefería morir en otro suelo que no fuese Nueva Orleans. Todo el vecindario quedo vacio el día del huracán, solo quedaban los cuatro Riot, uno que estaba borracho hasta casi el coma etílico, otro en la sala de estar escuchando a Ray Charles, otro que estaba con una cagadera de las buenas en el baño, y Elian, en el patio, cantando una vieja canción de marines, mientras venia como las vacas, los perros y los gatos rezagados pasaban volando sobre el techo de su casa...esa noche fue la que el creyó la última noche…

Durante la mañana siguiente, o el creyó que era la siguiente mañana del jodido fin del mundo en el pequeño barrio de New Orleans, parecía que no terminaba de despertarse, sabía que algo no había salido bien, podría tratarse bien del poste de luz que le pego en la cabeza con posterior aplastamiento parcial de su cuerpo o bien que estaba del todo muerto y ahora le tocaba vagar por el barrio, quien sabe, solo que para estar muerto el lugar estaba bastante cálido, bastante todo podría decirse, y a pesar de todo, seguía creyendo tontamente que estaba muerto. Había alguien a su lado, no sabía quién era, pero lo presentía, presentía que quien sea que se encontraba a su lado estaba totalmente despreocupado, por lo que se animo a abrir primero un ojo, con el instinto marine, de abrirlo lentamente para poder encontrarse con un viejo, el cual tenía un ridículo peinado, y vestía unas ridículas ropas, pero quien en sus manos tenía una carpetilla que parecía confidencial, de las que pocas veces se ve en la vida de esas.

Pensó tontamente que lo secuestro la mafia, o tal vez volvió en el tiempo, pero si el tiempo mismo se había detenido ya para él, si realmente estaba muerto, entonces aquel extraño hombre no le vería, por lo que intento levantarse lentamente, muy lentamente, hasta escabullirse, aunque no del todo lindo el paisaje del New Orleans que lo recibió, sobre todo porque era de noche…sobre todo porque todo estaba practica y literalmente destruido. Resulta que el hombre extraño apareció detrás de el, casi de forma fantasmagórica, como un suspiro, le toco el cuello, y una sed abrasadora invadió todo el ser de Elian, cada poro, cada célula, absolutamente todo, por lo que el joven ex marine, cayó nuevamente desmayado…

Durante la próxima mañana, aquella de su nueva vida, el extraño viejo identificado como Alphonse, nacido en 1549, en Venecia, era el “buscador” y le había contado que el jefe de la casa de los Auditore, una casta vampírica, le había encargado buscar “asesinos”, todos lo que pudiese, de donde fuesen, como fuesen, quienes fuese…Elian era uno de esos “fuesen”, y aunque era muy distinto a todos los demás, el se había ganado el puesto por el hábil tirador que fue en su otra vida, un marine algo enloquecido que podía darle a una naranja con una Colt 45 a una distancia de 500 metros, y quién sabe si mas.

Pasaron los años tranquilamente, eran aburridos, muy aburridos, nunca supo como había pasado tantos años dormido luego de haberse transformado, ya que los huracanes en New Orleans eran casi normales, de hecho, sabía que hubo alguno el día que él fue transformado, pero estaba más que alegre con su nueva vida, porque de hecho, podía mirar y disparar incluso a un kilometro con cualquier arma, las ventajas de ser un flacucho ex drogadicto ex marine y un montón mas de ex, era increíble, tenía dos de las mejores armas, robadas a un narco en uno de sus trabajos, y los trabajos iban y venían, a veces tenían que ser discretos y otras veces consistían en ser trabajos de advertencia, es decir, mucha sangre desparramada por todos lados. Elian al ser vampiro prácticamente nuevo dentro de la castas, y haberse ganado el puesto a base de peleas con otros del clan, quedo como si fuese el “puesto fijo” e incluso era a quien más llamaban, Alphonse lo recomendaba siempre que debía de quitarse de en medio a algún político, era como una sombra en plena noche el soldado, y no se preocupaba nunca por el tremendo ruido que solía hacer el rifle de francotirador, nunca le encontraban, era disparar, asegurarse que el blanco estaba muerto e irse.

Aunque, el trabajo que más le costaría a Elian, también le costaría seguir en el clan o no, ya que fue uno de esos trabajos advertencia, donde hubo una testigo, y para la muy mala suerte de él, estaba Alphonse a su lado, una joven de cabellos oscuros y quien en cuanto poso su mirada sobre los dos vampiros, salió corriendo del sitio, y Elian tras ella, aunque cuando le atrapo, le miro, sintió como si el calor de su cuerpo frio volviese a si, le dejo ir, ahora mismo, su propio cuello corre peligro, con la amenaza de Alphonse de que “ningún humano debe de saber de nosotros”, la muchacha testigo está en peligro, y para el deleite del alto mando Auditore, debe de ser Elian quien le quite la vida, algo que él no está dispuesto a hacer.

[b]Familiares: Actualmente, tanto su padre como su abuelo y bisabuelo están y siguen estando desaparecidos, según el propio Elian, Katrine le hizo el favor de llevárselos a algún lado.


Otros: Daria su no vida por la testigo Charlotte, alias Charli, esta locamente enamorado de ella.

[strike]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Elian Fingers Riot
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Elian Demon Exp.
» Elian ha vuelto
» ataques digimons.Elian
» Pasando un rato agradable, quizás [Priv. Riot Lee]
» reseña HIDDEN FORCES TRIO: TOPUS (BRUCE´S FINGERS 118)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Lune Noire :: El Personaje :: Expediente-
Cambiar a: